https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CREARON UN SISTEMA PARA QUE AHORRES EN TODOS TUS CONSUMOS Y YA FACTURAN US$ 79 M

Imagínense llegar a casa, tener el aire prendido a la temperatura ideal, la luces tenues y las persianas a mitad de altura. De repente, a las 20, cuando baja el sol, el aire se apaga, las luces suben su potencia y las persianas se cierran. Al mismo tiempo, se prende la música y el climatizador de la pileta. Y todo esto sin tocar un solo botón.
La era de la automatización y los dispositivos inteligentes ya llegó. Internet de las cosas (IoT, en inglés) ya es una realidad que interconecta equipos tecnológicos a través de internet y permite controlarlos desde un smartphone. Detrás de estas soluciones están las empresas encargadas de crear tanto el hardware como el software para convertir un hogar común y corriente en una central inteligente.
Solidmation es una compañía de origen argentino que desde 2011 trabaja en domótica. En concreto, la empresa se encarga de crear dispositivos y aplicaciones que trabajan en conjunto para conectar elementos a través de internet. Los productos que comprenden su portfolio permiten, por ejemplo, controlar luces, aires acondicionados, amplificadores de audio, persianas o cualquier otro gadget tecnológico. “Brindamos soluciones para crear hogares inteligentes”, define su actual CEO, Mariano Rodríguez (46). Sus desarrollos permiten, a grandes rasgos, automatizar procesos en el hogar, simplificar la interacción usuario-tecnología y controlar el consumo.

Evolución y transformación

La empresa nació de la mano de Pablo Servent (48) y Diego De Marco (42). Mariano Rodríguez se incorporó en 2015 como nuevo socio y, desde el 2017, ejerce como CEO de la compañía, con los fundadores en otros roles ejecutivos. Antes de crear Solidmation, Servent y De Marco desarrollaron una empresa de tecnología para peajes que luego vendieron a una firma austríaca. Tras ese éxito en su haber — y con una gran experiencia y capacidad tecnológica— , decidieron sumergirse en el mundo de la domótica y hogares inteligentes con una inversión inicial de $100.000. Esta primera experiencia les sirvió para crear una solución integral, con un software propio y completamente flexible.
"Si el usuario supiese que puede tener más confort
y ahorrar plata, se cambiaría ya."
Mariano Rodríguez, CEO de Solidmation
El primer paso fue crear la plataforma y luego el “cerebro”, como llaman al controlador del sistema. Este pequeño aparato se conecta de forma directa al router, tiene un software integrado y funciona como una central de información configurable para manejar el resto de los dispositivos. Luego, a cada equipo que se quiera conectar a la red se le agrega un pequeño dispositivo que se comunica con este “cerebro”. Esta creación, que utiliza el estándar de comunicación ZigBee, es instalada por un profesional que deja todo configurado para que el usuario manipule a su gusto su casa directamente desde una aplicación.
“La solución que creamos es completa: hard, soft y servidores”, asegura el CEO. Este desarrollo, integral y novedoso para el país, les permitió cerrar alianzas con grandes compañías como BGH, Hunter Douglas o Prosegur con el objetivo de tercerizar productos totalmente integrados. Un ejemplo de esto son los aires acondicionados de BGH: todos estos equipos incorporan en su interior un dispositivo Solidmation, que permite controlarlos a través de una App.
Al tener software integrado, se puede configurar también para que las puertas se abran o se cierren de acuerdo a la geolocalización del usuario: se pueden activar determinados parámetros o mandar notificaciones ad hoc.

Un modelo en expansión

En su nacimiento, la empresa apuntó a un mercado premium. El “cerebro” que controla los dispositivos cuesta unos US$ 500, más el valor de cada conector y la persona encargada de la instalación y configuración. En total, el costo puede llegar a los US$ 2.500 y limita el tamaño de su mercado.
Por eso, desde 2015, y con la incorporación de Rodríguez como parte del equipo, Solidmation se enfocó en simplificar el acceso a hogares inteligentes. Si bien todo el sistema que ya tenían funcionaba y permitía un nivel de automatización y optimización satisfactorio, la compañía buscó apuntar el negocio al mundo masivo y el retail. “La compañía estaba muy enfocada en tercerizar los productos y la marca quedaba relegada”, asevera el CEO.
En ese momento, comenzaron a desarrollar una línea de productos más simples que requieren menos configuraciones y que, de paso, tienen la marca bien presente. Estos equipos ya no funcionan con ZigBee ni con el “cerebro”, sino que se vinculan directamente a la red WiFi y el router. Estos pequeños dispositivos se conectan a los circuitos eléctricos y se configuran desde la App transformando un equipo tradicional en otro completamente integrado a la red hogareña.
Poder comprarlos en cadenas como Frávega o Easy amplió también su capacidad para comercializar los productos, haciéndolos más masivos. Si bien es más simple y barato —un controlador de luz vale menos de $1.300 y el más caro del termostato no supera los $3.000—, tiene menos nivel de personalización.

Sentido de pertenencia

Como diferencial, la compañía tiene un diseño que integra todos los productos, 100 por ciento pensado para el territorio donde se van a utilizar. Si bien se ensamblan con componentes de distintos proveedores, cada uno de los elementos están construidos en la Argentina, al igual que el desarrollo de software. “Es un trabajo integral en el país”, explica Rodríguez. Asimismo, agrega que Solidmation es “pionera en IoT para hogares” en la región, así como también la única compañía que “está haciendo trabajo de desarrollo, comunicación y expansión en canales”, lo que les da una ventaja competitiva sobre los rivales del mercado.
Si bien el fuerte de sus operaciones se localiza en el país  —donde la industria todavía es chica—, ya están trabajando en distintos mercados, con operaciones en Chile, Colombia, Brasil y México. Allí exportan su tecnología en base a sus aliados estratégicos. “Hay una oportunidad muy grande para exportar todo a otros países y nos vemos como un gran proveedor de soluciones IoT para hogares inteligentes”, aclara el CEO.
Para seguir creciendo a escala local —facturaron $10 millones en 2017— buscan consolidar la marca y dejar de depender tan fuertemente de los servicios que hoy tercerizan. El mercado global de domótica mueve unos US$ 79.000 millones en todo el mundo y ellos apuestan a formar parte de esa torta aunque, reconocen, “hay muchos baches de información porque IoT no está incorporada a la cultura masiva todavía. Es vital ver cómo presentar la información porque cuando el usuario entienda que se puede agregar mucho confort a la vez que puede ahorrar energía, por ejemplo, va a cambiar de manera inmediata”. Cuando esto ocurra, comenzará, tal vez, una nueva era de hogares y empresas inteligentes 100 por ciento locales.
--
SOLIDMATION
En números
Fundación: 2011
Capital inicial: $ 100.000
Facturación: $ 10 millones
Socios: 3


infotechnology