https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Massot propuso una “reconciliación” a la sudafricana y estalló la polémica

El presidente del bloque Pro de la Cámara de Diputados, Nicolás Massot, habló de una palabra casi prohibida en la política argentina, y previsiblemente se le lanzaron encima desde todos los sectores, sobre todo en las redes sociales. La palabra fue “reconciliación”, y quedó claro que es un tema que todavía sigue necesitando mucho tiempo para ser tenida en cuenta esa alternativa.

Entrevistado por Clarín, se le recordó su comentario en la sesión del 19 de diciembre pasado en Diputados cuando salió en defensa de su familia ante las acusaciones de que colaboraron con la dictadura, y Massot señaló que “lo más importante, y retomando el desafío de la generación nuestra, es poder cerrar los capítulos para poder avanzar como sociedad. Cerrarlos no significa olvidarlos, ni cerrarlos de cualquier manera. Significa cerrarlos como corresponde, entendiendo lo que pasó y pasar lecciones en limpio para no repetirlo nunca más. Lo que no puede pasarnos, y no le pasa a sociedades que han vivido situaciones como la nuestra, es que generaciones que ni siquiera vivimos esa época tengamos que seguir dedicándole el tiempo que tendríamos que dedicar a los combates de la actualidad, que son la inflación, la pobreza y la informalidad laboral”.

“El desafío es superar ese capítulo con mayúscula, que implica no sólo memoria, justicia y verdad. Es también perdón”, apuntó el diputado macrista, que a la hora de dar ejemplos, sugirió recordar el apartheid, vivido –admitió- en “un contexto diferente”. Dijo creer entonces que “con los años 70 hay que hacer como en Sudáfrica y llamar a la reconciliación”. Apuntó que “el perdón es más profundo. La Justicia es reparación. La reparación de lo irreparable”.

Hijo de desaparecidos, el diputado de La Cámpora Eduardo “Wado” De Pedro expresó a través de Twitter que “la reconciliación tiene que ser entre los argentinos de buena fe. Los responsables de un genocidio tienen que estar en la cárcel”. E hizo referencia a un tuit del periodista Jorge Rial, que vinculó la reconciliación sugerida por Massot con una escapada sin autorización que hizo a una clínica el represor Miguel Etchecolatz.

Por su parte, el titular de la bancada FpV-PJ de la Cámara baja señaló que Página 12 que “reconciliarse con los que violaron, torturaron, robaron bebes, olvidarse de que en el mundo hay una cantidad de adultos apropiados ilegalmente por la dictadura que no conocen su identidad me trae a los peores momentos en la lucha por la vigencia por los derechos humanos”. También vinculó esa propuesta con un supuesto “retroceso de derechos humanos” que estaría teniendo lugar ahora, con las prisiones domiciliarias para represores, y recordó que el presidente Mauricio Macri habló en su momento del “curro de los derechos humanos”.

Pero no solo desde el kirchnerismo salieron a pegarle. La diputada massista Cecilia Moreau señaló que la idea del joven diputado “es un intento más de este Gobierno de mandar al olvido lo que nos pasó como sociedad”. Para ella, Massot está planteando “que nos olvidemos que muchos de los nombres que hoy están en el Gobierno se repiten si miramos los actores de aquella época”.

También la agrupación HIJOOS salió a cuestionarlo: “El ‘joven’ Massot, sobrino de Vicente Massot, acusado por delitos de lesa humanidad, es el vocero de los victimarios: los genocidas y los partícipes civiles”, señalaron a través de Twitter, donde el hashtag #Massot se convirtió en TT.

“Mientras Néstor bajaba los cuadros de Videla, Bignone y encarcelaba genocidas, este gobierno los homenajea y los libera”, expresó por su parte la diputada kirchnerista Cristina Britez, en tanto que la camporista Gabriela Estévez destacó que Massot “propone perdón y reconciliación como ‘la mejor forma de avanzar como sociedad’”, ante lo cual se pregunta: “Avanzar hacia dónde?!”. En otro tuit, repudió “con absoluta vehemencia la impunidad que sugiere el diputado @Nicolas_Massot para los genocidas a los que su familia se asoció y apoyó durante la última #DictaduraCivicoMilitar. Empiezan a caerse las caretas”.

“Nicolas Massot pone en la mesa el concepto de reconciliación. Primera etapa para instalar un tema y pasar a la acción. Ya hubieron ejemplos anteriores con indultos incluidos. Ni siquiera es original el planteo. Se repite el pasado”, expresó a su vez el senador Julio Catalán Magni.





parlamentario