https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El dólar se dispara con el avance de la reforma fiscal en EE.UU.

El año está llegando a su fin y los traders de FX por fin disfrutan del repunte provocado por el riesgo con el que los operadores del mercado que llevan augurando todo el mes.Los bonos del Tesoro de Estados Unidos y el dólar han tardado un poco en recuperarse y alcanzar el ritmo de las acciones y lo que es particularmente interesante sobre la acción del precio del martes es que tanto el dólar como el rendimiento de los bonos han aumentado, aunque las acciones han descendido. Los datos de Estados Unidos mejores de lo esperado, combinados con la inminente votación de la Cámara y el Senado del proyecto de ley fiscal en las próximas 24 a 48 horas hicieron subir el par USD/JPY hasta el nivel de 113,00. Los economistas esperaban que las cifras de vivienda descendieran tras aumentar enormemente en octubre pero por el contrario, ha comenzado a subir otro 3,3%. Está claro que los datos no son abrumadoramente positivos pues las cifras anteriores se han revisado a la baja, pero han sido lo suficientemente buenos para los alcistas del dólar. Las licencias de obra han descendido un 1,4%, lo que supone una disminución menor de lo previsto. El déficit por cuenta corriente también se redujo en el tercer trimestre de -124,400 millones de USD a -100.600 millones de USD. Aunque ninguno de estos informes ha sido tremendamente impresionante, siguen reformando la positiva trayectoria de la economía estadounidense. Aun así, las divisas que mejor actuación han ofrecido este martes han sido los pares con yen cruzado con la resistencia del euro que ha situado el EUR/JPY a la cabeza de las ganancias.
El euro fue la única moneda que no sucumbió al descenso del dólar, y pasó la mayor parte de la jornada de negociación por encima de 1,18. Los informes económicos de la zona euro del martes por la mañana fueron dispares; el índice sobre la confianza empresarial del IFO descendió de 117,6 a 117,2 y el componente de expectativas cayó de 111 a 109,5. La parte de evaluación actual del informe sin embargo subió de 124,5 a 125,4. Esto nos indica que mientras que los inversores han experimentado un aumento de la actividad económica, les preocupa el próximo año. El par EUR/USD se había desplomado tras el informe pero recuperó todas sus pérdidas y cerró la jornada en territorio positivo, mientras los inversores siguen creyendo que el IFO alemán confirma la fuerza subyacente de la mayor economía de la eurozona. No olvidemos que el BCE actualizó sus previsiones sobre el PIB la semana pasada y entre sus brillantes perspectivas para la eurozona y la positiva visión de la Fed sobre la economía, no es de sorprender que el EUR/JPYhaya sido la divisa de mejor rendimiento del día. El propio EUR/USD se ha quedado atascado en un rango de entre 1,1720 y 1,1860 pero los gráficos muestran una posible subida hasta 1,19.
Por el contrario, la libra ha sido la divisa más débil este martes y no ha sabido alcanzar el nivel de 1,34 al comienzo de la jornada de negociación en Europa. El Reino Unido no ha publicadoinformes económicos pero las preocupaciones acerca del Brexit siguen lastrando la moneda. Según los últimos informes, la UE no permitirá que las entidades financieras británicas disfruten del mismo acuerdo de pasaporte que tienen actualmente para proporcionar servicios a otros miembros de la UE. Bruselas sigue mostrando una postura agresiva en cuanto al Brexit y mientras sigan rechazando los deseos del Reino Unido, a la libra podría costarle mucho repuntar.
Las tres divisas vinculadas a las materias primas han perdido posiciones este martes, siendo el dólar neozelandésel más vulnerable a más pérdidas. Habiéndose disparado bruscamente este mes solo por la cobertura corta, la caída del 3,9% de los precios de los lácteos este martes podría hacer caer mucho más el NZD/USD. A principios de este mes, los traders de NZD/USD y los productores lácteos esperaban que el pequeño repunte en los precios marcara el tope inferior para el sector pero en lugar ir subiendo lentamente, los precios de los lácteos registraron su mayor caída de este año, situando el índice GDT en su nivel más bajo desde octubre de 2016. Nada de esto es un buen augurio para la economía de Nueva Zelanda y aunque todo apunta a que el déficit comercial se reducirá en noviembre, somos pesimistas en cuanto al PIB del 3T y el crecimiento en el cuarto trimestre. El nivel 0,7050 debería seguir siendo un nivel de resistencia para el NZD/USD y el par podría descender hacia 0,6930. El USD/CAD también ha alcanzado la parte superior de su rango de seis semanas. A pesar del gran aumento del rendimiento de los bonos canadienses y de los precios del petróleo, el par se ha situado por encima del nivel de 1,2900 para cerrar la jornada justo debajo de ese nivel. Si el USD/CAD deja atrás el nivel de 1,2920, debería llegar hasta 1,2950 y ese es el nivel que no hay que perder de vista. Al igual que el dólar neozelandés, el dólar australiano ha descendido tras el fortalecimiento del dólar de EE.UU. El lunes por la noche, las actas del Banco de la Reserva de Australia no han tenido un impacto significativo sobre la moneda pues la confianza del banco central en el crecimiento de los salarios y del empleo se vio eclipsada por la preocupación en torno al consumo de los hogares.