La mayoría de los gestores cree que habrá alzas en las bolsas de aquí a final de año

Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas
  • Fuerte subida del precio del petróleo ante rumores de extensión de los recortes de producción
  • Bajo volumen de negociación ante la festividad del viernes en EE.UU.
  • El 69% de los gestores consultados creen que habrá rally final de año
  • La volatilidad es históricamente baja ante la complacencia inversora

Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas, con un mejor comportamiento del selectivo español ante las ganancias de grandes valores como el sector bancario o Repsol.
La jornada comenzaba con alzas generalizadas en el mercado asiático, un mercado de divisas con pocos cambios, y una fuerte subida del precio del petróleo que impulsaba al sector energético tanto en Asia como en la preapertura europea. Los motivos de esta subida son dos:
1. La posibilidad que los productores prolonguen hasta finales de 2018 la reducción de la producción.
2. La fuerte caída la semana pasada de los inventarios de crudo estadounidenses. Hoy se conocían los de la AIE y también han sufrido un descenso mayor del esperado.
"Hoy se espera una sesión en línea con la del lunes y el martes. Hay pocas referencias macro de importancia, y el volumen de las operaciones será bajo ante la proximidad de la festividad del día de Acción de Gracias en EE.UU. Únicamente destacaríamos la publicación de las actas de la última reunión de la Fed. Aunque tampoco se espera ninguna sorpresa", nos comentaba un operador minutos antes de la apertura de las bolsas europeas.
Los inversores a la espera de la publicación de las actas de la Fed.
El Eurostoxx 50 abría plano, mientras que el Ibex 35 subía un 0,16%. La tranquilidad era la tónica general.
En una encuesta realizada por Capital Bolsa entre gestores nacionales de patrimonio, el 69% piensan que las bolsas europeas cerrarán el ejercicio por encima de los niveles actuales. Y uno de los motivos que dan para ese rally esperado es unas ventas minoristas en el Día de Acción de Gracias y en las vacaciones navideñas por encima de las previsiones, lo que arrastrará al alza al sector minorista y a sectores relacionados.
"Los inversores tienen miedo a perderse el rebote y no buscan argumentos para deshacer posiciones", afirma Bankinter.
Tras la primera hora de negociación las bolsas europeas se mantenían planas, mientras que el Ibex 35 subía más del medio punto porcentual. Buen comportamiento del sector bancario, y de grandes valores como Telefónica y Repsol.
En la primera parte de la sesión no se publicaba ninguna referencia macroeconómica de importancia, y los indicadores de las bolsas europeas seguían con su comportamiento plano y con un bajo volumen negociado. A media sesión el Eurostoxx 50 subía un 0,13%, mientras que el Ibex 35 subía un 0,64%.
Poco después conocíamos el dato de peticiones semanales de subsidios por desempleo en EE.UU., en línea con las previsiones y sin efecto en el mercado, y la fuerte caída de pedidos de bienes duraderos en el mismo país en octubre (-1,2% mensual frente +0,3% esperado). Mal dato para la renta variable y el dólar que en un principio no tuvo efecto en los inversores. Wall Street abría con ligeras alzas.
Sin embargo, poco a poco la presión vendedora se iba imponiendo en Europa, también en EE.UU., y el Eurostoxx 50 giraba a signo negativo tras la publicación de los inventarios semanales de energía de la AIE.
"En un mercado tan estrecho cualquier incremento de oferta genera pérdidas en los indicadores. De todas maneras la volatilidad es muy baja, lo que es una clara señal de tranquilidad de los inversores", comentaba un trader del mercado de derivados.
Y es cierto. La volatilidad está siendo muy baja. Hoy entre el máximo y el mínimo del Eurostoxx 50 ha habido sólo 20 puntos.
En resumen, sesión tranquila de baja volatilidad y escaso volumen negociado, con un mejor comportamiento del mercado español por las alzas en el sector bancario y por el peso de Repsol. Es probable que esta sea la tónica de aquí a final de semana.


capitalbolsa