El Gobierno no dio marcha atrás con el impuesto al vino

Ni bien se conoció el anteproyecto de reforma tributaria, los diversos sectores afectados comenzaron a hacer escuchar sus quejas y cuestionamientos. Entre ellos, uno de los planteos más sonoros fue el del sector vitivinícola, que rechazó airadamente el impuesto al vino. En el Congreso, el primero en reaccionar fue el sanjuanino José Luis Gioja, que calificó el impuesto de “devastador”, en tanto que el diputado mendocino Guillermo Carmona (FpV-PJ) presentó un proyecto de ley para mantener la exclusión del vino del gravamen de impuestos internos, e incluir definitivamente también con tasa cero a las bebidas espumantes.

También se conocieron de inmediato reacciones desde el oficialismo. El senador mendocino Julio Cobos sostuvo que “el vino por ley es bebida nacional, no es perjudicial para la salud en sí mismo y no puede ser comparado con otras bebidas alcohólicas”, advirtiendo luego: “¿Cómo promocionar la bebida nacional argentina si desalentamos su consumo con nuevos impuestos? En este punto y ante una situación similar, personalmente gestioné con el por entonces presidente Néstor Kirchner, el diferimiento del impuesto a los espumantes para no desalentar la industria y promover inversiones en el sector”.

Por su parte, la vicegobernadora mendocina Laura Montero calificó el gravamen de “mala noticia” para la economía regional, anticipando que “profundizará los problemas”. Y luego fue más dura, al señalar que “evidentemente Dujovne no entiende nada de las economías regionales y de la crisis a la que fueron sometidas en la época K”.

Ante las fuertes reacciones desde el propio oficialismo, trascendió este lunes que el Gobierno planea dar marcha atrás con el impuesto y que esa sería la única excepción que haría el Gobierno, pues no eliminaría el gravamen a los licores, gaseosas, espumantes y jugos con azúcar.

Sin embargo fuentes de la cartera de Hacienda anticiparon este lunes a parlamentario.com que el miércoles que viene habrá una reunión en el ministerio con el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y el sector vitivinícola, donde evaluarán la situación del sector. Asimismo aclararon que el ministro Nicolás Dujovne nunca confirmó que se vaya a dar de baja el impuesto al vino.

“Hasta que no dialoguemos con el gobernador y los sectores vitivinícolas, no tenemos ninguna definición”, remarcaron.





parlamentario