Prudencia en las Bolsas europeas antes de la importante decisión de mañana del BCE | | CapitalBolsa

Las acciones europeas retrocedieron posiciones el miércoles mientras los inversores se muestran precavidos ante la decisión de mañana del Banco Central Europeo y unos tibios resultados empresariales.
Mute
El Euro Stoxx 50 se deja un 0,62 por ciento en una sesión de más a menos con solo los minoristas y la tecnología en terreno positivo. El Ibex 35 pierde un 0,51 por ciento a 10.153,3.
Las acciones de algunas compañías de lujo subieron después de que Kering dijera que sus marcas Gucci e Yves Saint Laurent ayudaron a impulsar las ventas trimestrales.
Pero los índices en general cayeron a la espera del principal evento de esta semana en los mercados financieros europeos: la decisión de política monetaria del BCE del jueves.
"Los mercados financieros están cada vez más cautelosos a medida que se acercan los eventos de riesgo, pero existe una sensación subyacente de un sesgo positivo para el dólar en el mercado", dijo el analista de Hantec Markets Richard Perry en una nota.
"El euro está en modo de consolidación antes de la decisión crucial de política monetaria del BCE que podría contener una importante decisión política sobre las compras de activos. Los operadores parecen no estar dispuestos a tomar grandes decisiones antes de esto", dijo Perry.
Se espera que el presidente del BCE, Mario Draghi, y sus colegas digan que comenzarán a disminuir las compras de bonos del banco central. Pero aún quedan preguntas sobre el tamaño de la reducción en las compras mensuales.
Estas son las 5 preguntas clave que debe contestar el presidente del BCE, Mario Draghi, y que es lo que esperan los mercados:
1. ¿Cuánto reducirá el BCE sus compras de activos?
Muchos analistas esperan que el BCE anuncie un recorte en las compras mensuales a 30.000 millones de euros desde los 60.000 millones de euros de enero durante nueve meses...
Un punto de disputa es si mantener el esquema abierto imponiendo un plazo de nueve o seis meses para las compras reducidas o dar una fecha final para el plan, que actualmente expira en diciembre.
Los analistas no descartan una extensión de 12 meses a un ritmo aún más bajo de 20-25 mil millones de euros al mes.
2. ¿Cambiará el BCE su orientación futura?
Se espera que en la declaración del BCE se mantenga que las tasas permanecerán bajas hasta "bien más allá" del final de la flexibilización cuantitativa.
El BCE también podría reafirmar que reinvertirá el dinero de los vencimientos de los bonos, enviando una señal clara de que permanecerá activo en los mercados de bonos por algún tiempo.
3. ¿El BCE sigue preocupado por el euro?
La moneda única ha caído casi un 3 por ciento desde un máximo de más de dos años y medio por encima de $1,20 desde la última reunión del BCE a principios de septiembre, pero las preocupaciones de los legisladores por la fortaleza de la moneda se mantienen.
La frase "tipo de cambio" apareció 25 veces durante la última conferencia de prensa del jefe del BCE Mario Draghi, la mayor de todas las conferencias realizadas por Draghi o el ex presidente del BCE Jean-Claude Trichet, según el análisis de Nomura.
4. ¿Qué pasa con la escasez en el mercado de bonos?
La escasez de deuda pública elegible para el estímulo del BCE refuerza el caso de una disminución progresiva. Es probable que el BCE sea cuestionado sobre sus limitaciones técnicas, aunque los analistas dicen que es más probable que surjan más detalles al respecto en diciembre.
Una opinión es que el BCE podría evitar tocar los límites autoimpuestos reduciendo las compras de bonos corporativos más lentamente que los de la deuda pública.
5. ¿El sector bancario está lo suficientemente fuerte para la reducción de estímulos?
Mientras que los indicadores macroeconómicos pueden tranquilizar a los responsables de las políticas de que pueden endurecer las condiciones financieras, aún existe una gran nube que se cierne sobre el sector bancario del bloque.
Por esa razón, los inversores escucharán atentamente lo que Draghi tiene que decir sobre cómo hacer frente a la acumulación de préstamos incobrables en lugares como Italia. El BCE se enfrenta al dilema de asegurarse de que los bancos reserven dinero para hacer frente a este problema heredado, pero que aún tengan suficiente para prestar.
Los legisladores deben asegurarse de que el sector privado pueda proporcionar crédito suficiente para mantener la recuperación de la zona euro si el banco central da un paso atrás.

El banco central del Reino Unido también está en el punto de mira, después de que una serie de datos mostrara que la economía británica estaba mejorando más de lo previsto. La lectura preliminar del jueves sobre el PIB del tercer trimestre superó las estimaciones del mercado. El crecimiento fue del 0,4% en los últimos tres meses, frente a un pronóstico de FactSet del 0,3%.
Se espera que los responsables de la política del Banco de Inglaterra evalúen los datos cuando se reúnan el 2 de noviembre.
La libra se elevó a $1.3203 después del informe del PIB, frente a los $ 1.3133 del martes en Nueva York. Desde entonces ha extendido las ganancias a 1,3265. El euro cotiza a $1.1808, desde $1,1761 de ayer.
Los rendimientos de los bonos del gobierno de la zona euro subieron el miércoles un día antes de la reunión del Banco Central Europeo-
El petróleo se estabilizó cerca de un máximo de cuatro semanas después de que el principal exportador, Arabia Saudita, dijera que estaba decidido a poner fin a un exceso de oferta que pesó en el mercado durante tres años.
El crudo estadounidense cae un 0.46 por ciento a $ 52.23 por barril y el Brent cotiza en $ 58.30, un descenso del 0,1 por ciento.
El oro al contado sube un 0,3 por ciento a $1.278,65 la onza.