Los parecidos entre hoy y 1987, cuando Wall Street perdió un 23% en un día

cbpanic1987 short
Fue hace 30 años durante este mes. Casi todo el mundo tenía inversiones en Bolsa y ganaba mucho dinero. El 19 de octubre de 1987, el Dow Jones Industrial Average se desplomó un 22,6%. El S&P cayó un 20,5%. Se conoce como el Lunes Negro, o el Crash del 87.
Tres décadas después, ¿podría el mercado bursátil caer de forma similar? Si es así, ¿qué debo hacer para protegerme? Estas son las preguntas clave que los inversores deben considerar ahora que las acciones mundiales están negociando colectivamente en niveles récord. La historia no siempre se repite, pero todavía debemos aprender de la historia. Vamos a explorar este tema.
Las similitudes (vía Nigam Arora - Arora Report):
- La primera similitud necesita alguna explicación. En 1987, los gestores de fondos estaban comprando acciones con impunidad porque pensaban que el mercado de valores era una calle de un único sentido - grandes beneficios y poco riesgo. Los magos de Wall Street vendieron seguros de cartera que, en teoría, deberían haberlos protegido contra las pérdidas. El seguro de cartera se realizó a través de derivados como opciones y futuros. Mirando con retrospectiva, ahora sabemos que el seguro de cartera no sólo no los protege, sino que también aceleró las ventas.
Un peligro similar existe ahora en la popularidad de los fondos negociados en bolsa (ETFs), especialmente en los grandes flujos de dinero en ETFs de parte de inversores pasivos. En este momento, la mayoría de los inversores no aprecian los riesgos en la inversión pasiva ETF, al igual que cuando, en 1987, la mayoría de los gestores de cartera no veían los riesgos en el seguro de cartera.
- Cuando se trata del sentimiento en el mercado de valores, los inversores deben tener cuidado. Estos números, como los de la Asociación Americana de Inversores Individuales (AAII), se basan en encuestas. En el informe de Arora, la investigación muestra que en este mercado alcista, hay diferencias significativas entre lo que dicen los inversores y lo que hacen. Por esta razón, las medidas de sentimiento que usan en The Arora Report en su complejo modelo temporal dan más peso a lo que los inversores hacen y menos peso a lo que dicen.
Basado en las medidas del informe de Arora, el sentimiento en el mercado de acción es ahora muy alcista pero no extremadamente alcista. El sentimiento extremadamente alcista es a menudo un indicador contrario y precede a menudo a una caída del mercado.
- Al igual que en 1987, las valoraciones son altas y los beneficios están aumentando. Y en los últimos días, las tasas de interés han aumentado. El aumento de las tasas de interés ha impulsado a las acciones de los bancos, como Bank of America, Citigroup, JP Morgan y acciones de corretaje como Schwab, E * TRADE Financial y Ameritrade. En su último discurso, la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen indicó su determinación de elevar las tarifas oficiales en diciembre. En 1987, el nivel absoluto de las tasas de interés era mucho mayor, pero estaban aumentando, al igual que ahora.

Señal de venta
A la vista de las similitudes, ¿debe usted vender sus acciones? Si no, ¿cómo hay que protegerse? Para analizar la situación, debemos mirar no sólo las similitudes, sino también las diferencias entre hoy y 1987.
- El pensamiento general del mercado ahora, como en 1987, es ser alcista y no vender acciones.
A veces es importante ir en contra del mercado. Por ejemplo, en el otoño de 2007, el informe de Arora dio una señal de venta para el mercado de valores, aconsejando estar 100% en efectivo. Posteriormente, el informe de Arora dio señal de venta agresiva de ETFs de mercados emergentes.
Cuando el oro estaba tocando máximos y todo el mundo era alcista en oro, el informe de Arora dio una clara señal de venta a $1,904 la onza, que resultó ser el techo exacto. En estos días, utilizo el modelo de asignación ZYX Global Multi Asset Allocation con 10 entradas para el control de tiempos y riesgos. El modelo de tiempo en este momento no está dando una señal de venta, pero merece cierta precaución.

Qué hacer ahora
Considere continuar manteniendo las posiciones existentes. En base a la preferencia individual de riesgo, considere tener efectivo o deuda entre un 19%-29% de la cartera y coberturas de corto a mediano plazo del 15%-25% y coberturas de corto plazo del 15%. Esa es una buena manera de protegerse y participar en las posibles subidas al mismo tiempo.
Vale la pena recordar que no se pueden aprovechar las oportunidades si no se mantiene efectivo. Al ajustar los niveles de cobertura, considere el ajuste de los stops de protección para las posiciones en acciones.
Carlos Montero - Lacartadelabolsa.com