Las Bolsas sufren un cóctel de preocupaciones sobre China y Cataluña

La escalada en las tensiones políticas en España, un puñado de decepcionantes actualizaciones corporativas y preocupaciones sobre el crecimiento en China provocaron que los inversores vendieran acciones para llevar a los índices europeos a un mínimo de tres semanas.
Mute
El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 llegó a perder un punto porcentual, a su nivel más bajo desde finales de septiembre, para cerrar con una caída del 0,63 por ciento. El índice Euro Stoxx 50 desciende un 0,51 por ciento a 3.601,02
En el mercado doméstico, el Ibex 35 se deja un 0,74 por ciento a 10.197,5 después de que el Gobierno español dijera que sigue los pasos para aprobar el artículo 155 después de que los líderes catalanes no renunciaran a su camino a la independencia. Entre las acciones perdedoras, Banco de Sabadell pierde un 1,68 por ciento, Telefónica un 1,56 por ciento, Santander -1,21 por ciento y CaixaBank -1,50 por ciento.
España está inyectando incertidumbre en el mercado, con el gobierno invocando el artículo 155, que se activará el fin de semana y se desarrollará a través de varias etapas. "Las noticias impactaron en las acciones y sacaron al mercado a los últimos inversores en entrar largos y dando a los osos algo para rugir, incluso si su momento era breve", dijo Chris Beauchamp, analista de mercado de IG.
"Todo el mundo está viendo esto con gran interés, pero parece que se está estancando", dijo el estratega de Saxo Bank, John Hardy, y dijo que la situación era una especie de 'catch-22' para Cataluña. Una declaración de independencia podría hacer que perdiera su preciada autonomía, mientras que convocar elecciones podría movilizar a los votantes catalanes que preferirían permanecer en España. "Pero el mercado no está expresando ningún temor real por esto y creo que eso está justificado", agregó Hardy.
Las pérdidas de las acciones europeas se vieron también impulsadas por el descenso de la bolsa china, cuyo indicador Hang Seng descendió un 1,92 por ciento. Las acciones inmobiliarias en Hong Kong se vieron presionadas después de que las ventas de viviendas en septiembre disminuyeran un 2,4% respecto al año anterior. Los datos del jueves también mostraron que el crecimiento económico de China se desaceleró en el tercer trimestre.
En el tercer trimestre el PIB se incrementó un 6,8 por ciento interanual, en comparación con el 6,9 por ciento del segundo trimestre, según datos del BNE.
"Tras los datos chinos de esta mañana y la confirmación de la desaceleración del crecimiento del crédito esta semana, nuestros indicadores de medio plazo siguen siendo firmemente negativos y mantenemos nuestra visión negativa sobre el sector de las acciones mineras", dijeron los analistas en Liberum.
"La lectura del PIB podría pesar negativamente tanto en los mercados continentales como en los mercados de divisas, ya que los operadores pueden posicionarse para una mayor debilidad hasta final de año, y sospechan que las restricciones financieras continuarán teniendo un impacto negativo en el crecimiento en China", dijo Stephen Innes, de OANDA en Singapur.
En cuanto a los datos económicos, las ventas minoristas en el Reino Unido cayeron en septiembre mes a mes en septiembre en un 0,8%, casi borrando la subida del 0,9% de agosto. Los economistas no predijeron ningún cambio en el volumen de ventas.
El euro libra sube un 0,52 por ciento a 0,8973. El euro, mientras tanto, se recuperó de las pérdidas registradas contra el dólar después de que España dijera que continuaba con la aplicación del artículo 155.
Las commodities también se mostraron volátiles con el Brent y los futuros de crudo cayendo un 1,3 por ciento a $ 57,37 y $ 51,33 por barril, respectivamente.


capitalbolsa