Muchos inversores no han aprendido nada de la historia

La siguiente cita de Jim Rogers subraya la famosa frase de Mark Twain: "La historia no se repite, pero a menudo rima". Y es que "cuando las cosas van bien, a todos nos vendría bien tener 26 años, no hay nada mejor que un joven de 26 años en un gran mercado alcista, especialmente en una burbuja. No tienen miedo. No saben. La fiesta nunca se acaba."
Mute
"Ellos le dirán por qué nunca terminará. Saben que no puede terminar y nunca va a terminar. Entonces en el mercado alcista, usted tiene que tener 26 años de edad. Pero cuando termina, no quieres tener 26 años. Ganaron mucho dinero. No saben por qué ganaron dinero. Así que no saben por qué pierden dinero, no saben qué pasa" -Jim Rogers.
En el difícil negocio de amontonar una fortuna todos tenemos una estrategia infalible y un conjunto de suposiciones, técnicas y/o fundamentales, que los llevan al nirvana de la inversión.
Pero nunca es fácil. Las reglas cambian y también lo hacen los jugadores.
He escuchado constantemente como se racionaliza lo irracional cuando los alcistas declaran que las valoraciones en el decil del 95% deben ser ignoradas por la expansión global sincronizada.
Esta confianza se expresa a pesar de una plétora de posibles resultados adversos, particularmente en el mundo interconectado en el que vivimos.
- El resultado positivo de la expansión constante del crecimiento global, junto con una inflación baja y tasas de interés igualmente bajas, puede llegar a ser una realidad.
- La fricción geopolítica puede disminuir.
- El partidismo político en Washington, D.C, puede sucumbir a la cooperación, lo que conduce a la iniciación de la reforma fiscal y reglamentaria y la repatriación de efectivo en el extranjero.
- El Cisne Naranja puede despertar y rechazar las influencias extremas de la derecha republicana. Trump puede dejar de amenazar con una guerra a Corea del Norte en un ping-pong de tweets ultrajantes y provocativos.
- La tasa de crecimiento del PIB real puede expandirse al 3% y podemos estar en otro nuevo paradigma de crecimiento ininterrumpido.
- Los beneficios del S & P crecerán a una tasa del 8% anual, ad infinitum.
- Los desastres naturales serán algo del pasado y las preocupaciones por el calentamiento global son absurdas.
- La proliferación de los ETF, que en número ahora superan el número de valores de renta variable cotizados, y las estrategias cuánticas siempre presentes que ignoran los fundamentos pueden no producir un "crash rápido", provocando fácilmente cualquier oleada de ventas.
- Los inversores seguirán comprando con cualquier caída.
- Y las tasas de interés y la inflación pueden estar en una etapa permanente de la adolescencia.
Pero, estoy cegado por un sentido de la historia, y en la creencia de que pocas de las condiciones antes descritas se van a cumplir.
En nuestro mundo plano e interconectado, las probabilidades favorecen a menos estabilidad.
Para este observador, los mercados están exhibiendo signos de caídas en casi todo. Pero el miedo y la duda han abandonado Wall Street
El riesgo omnipresente para el “inversor contrario” es que, a corto plazo, el pasado es literalmente repetitivo y la multitud por lo general es más lista que el resto. Los martes siempre siguen a los lunes y los miércoles a los martes. Pero a medida que ampliamos los ciclos de tiempo, la historia parece pasar de repetirse a rimar con el pasado.
Sin duda, la historia enseña lecciones sobre la inversión, pero no dice cuando aplicar cada lección. "Encontrar valor, siempre" es un precepto tan bueno como cualquiera, pero el valor es subjetivo y su definición puede cambiar. En los mercados altamente especulativos, el valor significa, para la mayoría, "está subiendo".
Manténgase atento porque en los mercados alcistas rara vez hay una demarcación clara entre el progreso y la fantasía. Me quedo de la fuerte creencia de que estamos en un mercado alcista con gran complacencia que probablemente terminará mal y eso ha reducido el potencial alcista y ampliado el potencial bajista.
Los alcistas son felices (porque, como dice Warren Buffett, es porque, como el sexo, uno se siente mejor al final), pero después de un mercado alcista de ocho años puede ser el momento de considerar la inversión contraria. Como escribió James Surowiecki en "La sabiduría de las multitudes":
"La diversidad y la independencia son importantes porque las mejores decisiones colectivas son producto de desacuerdos y disputas, no de consenso o compromiso".
Las rentabilidades de las inversiones probablemente han sido impulsadas por la liquidez de los bancos centrales, las bajas tasas de interés y la inversión pasiva. Sin embargo, durante los próximos cinco años, los rendimientos
pueden ser inferiores en el mejor de los casos, pero más probable, negativos. En el peor de los casos, nos enfrentamos a un incipiente mercado bajista.
La naturaleza y los jugadores en el negocio de la inversión han cambiado. Esto ayuda a explicar la gran resistencia de Wall Street.
El ambiente saludable percibido ahora por muchos puede ser transitorio y débil en sus cimientos.
Los posibles resultados políticos, geopolíticos, económicos y de mercado son muchos, y no es seguro un camino claro y favorable del mercado.
Conclusión
El nombre del juego es el dinero. Fue Lord Keynes quien vio por primera vez que su manejo es en sí mismo un juego. La mayoría de las discusiones sobre el dinero y la inversión hablan sólo de economía y estadísticas, pero eso es sólo una parte del juego. La otra parte es la gente, individual y conjuntamente, el inversor emocional y la multitud irracional.
Y otra vez podría ser la escena del mercado que a menudo (como en 2000 y 2007) se ve sólo en los ojos de los niños o en los ojos de los inversores mayores que se comportan como jóvenes de 26 años de edad en o cerca del final de cada mercado alcista.
Reflexiones en los próximos días, ya que parece que lo único que muchos inversores han aprendido de la historia es que no han aprendido de la historia.
Fuentes: Doug Kass, presidente de Seabreeze Partners Management - TheStreet.com
Carlos Montero - Lacartadelabolsa