La tensión geopolítica frena el intento de recuperación de las bolsas

Las acciones europeas sufrieron descensos moderados y el euro cae por cuarta jornada consecutiva, mientras los inversores que se habían mostrado excesivamente alcistas durante todo el año comenzaron a reducir sus posiciones a medida que la lista de incertidumbres globales comienza a alargarse de nuevo.
Mute
Incluyeron un nuevo mínimo en las relaciones entre los Estados Unidos y Corea del Norte, una sacudida a la derecha en la política alemana, el aumento de los precios del petróleo y la caída de las acciones tecnológicas y la perspectiva de una Reserva Federal más hawkish.
Las bolsas europeas también sufren a pesar de los sólidos datos franceses y un nuevo mínimo de un mes para el euro, que ha estado ayudando a las acciones del bloque en los últimos días.
El Ibex 35 retrocede un 0,26 por ciento a 10.189,6 y el Euro Stoxx 50 se deja un 0,16 por ciento a 3.532,15.
La moneda única cayó por debajo de 1,18 dólares, sintiendo los efectos de las elecciones alemanas.
El yen, que tradicionalmente se comporta bien en mercados nerviosos, pierde su fortaleza, habiendo llegado tan alto como 111.550 por dólar, y el oro también corrige desde un máximo de una semana.
"Mucho de esto se atribuye a Corea del Norte, pero creo que hay muchos otros factores aquí", dijo el jefe de estrategia de FX de Saxo Bank, John Hardy, citando la caída en las acciones de tecnología estadounidense y las elecciones alemanas del fin de semana que vieron entrar en el parlamento a un partido de extrema derecha.
El apoyo a los conservadores de la canciller Merkel, que ganó las elecciones, cayó inesperadamente a su nivel más bajo desde 1949.
El euro desciende hasta 1,1782 dólares, el nivel más débil desde el 25 de agosto, luego de caer un 0,9 por ciento el lunes, su mayor pérdida de un día desde diciembre.
El presidente francés, Emmanuel Macron, que quiere reformar la zona de la moneda única de la Unión Europea y cuyas ideas incluyen la creación de un presupuesto de la zona euro y un ministro de Hacienda, presentará sus planes en París el martes.
Sin embargo, una vez más, la reacción del mercado de bonos ante la última escalada de tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos fue de corta duración.
Los rendimientos de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos y los Bunds alemanes cayeron tras señalar ayer el el ministro de Exteriores del régimen de Pyongyang, Ri Yong-ho, que Estados Unidos le ha declarado “la guerra”, por lo que se reservaba “todo el derecho” a realizar “contramedidas” para defenderse. Ambos repuntaron de nuevo el martes en lo que los analistas dicen refleja una creencia generalizada de que la diplomacia prevalecerá. La mayor parte de los rendimientos de los bonos de la zona euro también cotizaron un poco más altos.
Los analistas dijeron que un aumento del precio del petróleo a un máximo de 26 meses, que refuerza la inflación, y una próxima venta de dos años de deuda alemana también debe mantener la presión al alza sobre los rendimientos.
Los futuros del crudo Brent caen a 58,42 dólares el barril, luego de haber alcanzado los 59,49 dólares, el nivel más alto desde julio de 2015 y más del 34 por ciento por encima del mínimo de 2017.
La subida fue apoyada por la amenaza de Turquía de cortar las exportaciones de crudo de la región iraquí de Kurdistán, así como señales de que el reequilibrio del mercado se está acelerando.

capitalbolsa