https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tercera jornada consecutiva de subidas en un ambiente más tranquilo

Las acciones europeas cierran con una nueva subida y van camino de anotarse su mejor semana desde finales de abril, gracias a los datos de crecimiento, el aumento de los precios de los metales y un debilitamiento del euro.
Mute
Los mercados de metales se mantuvieron al alza, con el precio del zinc, usado para galvanizar el acero, alcanzando su mayor nivel en una década gracias a la demanda de infraestructuras en China e impulsando a las acciones de las compañías mineras.
El índice Euro Stoxx 50 se anota un avance del 0,69 por ciento a 3.485,72, liderado por las compañías de recursos básicos y energéticas, recuperándose por tercera jornada consecutiva de las recientes pérdidas provocadas por las tensiones entre Corea del norte y Estados Unidos.
Sin embargo, con las tensiones sobre la península coreana reduciéndose, los inversores han vuelto a centrarse en los fundamentos.
El Ibex sube un 0,60 por ciento a 10.544,3.
Los datos del miércoles mostraron que la economía de la zona euro se expandió más de lo previsto en el segundo trimestre, en comparación con el mismo período del año pasado, mientras que el crecimiento anual en Italia fue el más rápido desde 2011.
El crecimiento económico más fuerte es parte de la razón por la que los fondos activos mundiales siguen siendo abrumadoramente positivos con las acciones europeas, el mayor consenso de sobreponderación según el análisis de Barclays de flujos de inversores.
"La mentalidad del mercado es que Europa se está recuperando de una recesión muy profunda y muy larga que afectó a su núcleo financiero", dijo Christopher Peel, director de inversiones de Tavistock Wealth.
La caída del euro frente al dólar también sería una bendición para las empresas europeas, haciendo que sus exportaciones sean más baratas e impulsando potencialmente los beneficios.
BlackRock, el mayor gestor de activos del mundo, advirtió en una nota a principios de esta semana que un euro más fuerte podría retrasar el ritmo de crecimiento de las ganancias, agregando que el ratio entre revisiones positivas y negativas de los beneficios había caído a un mínimo de un año.
El euro es la moneda que más ha subido frente al dólar este año, un 11,5 por ciento hasta el momento. Sin embargo, el miércoles corrigió tras informar Reuters que el jefe del Banco Central Europeo, Mario Draghi, no usaría la reunión anual de banqueros centrales de la semana próxima en Jackson Hoel, Wyoming, para señalar cambios en las políticas monetarias.
El informe, citando a dos fuentes familiarizadas con la situación, descartó las expectativas de que Draghi comenzaría a trazar el camino para reducir el programa de estímulo masivo del BCE.
El euro cae un 0,3 por ciento frente al dólar a 1,1701, un 2 por ciento por debajo de un máximo de dos años y medio de 1,1911 dólares tocado a principios de este mes.
El dólar subió un 0,1 por ciento frente a una cesta de divisas.
La Fed publica las actas de su reunión de política de julio a las 20:00h peninsular y serán analizadas buscando pistas sobre cómo se está desarrollando el debate sobre las perspectivas de la política monetaria.
La Fed mantuvo las tasas de interés sin cambios el mes pasado y dijo que esperaba comenzar a reducir "relativamente pronto" sus posesiones masivas de bonos, comprados en un esfuerzo por impulsar la economía.
"La mayoría de la gente está buscando un indicio final de que la Fed iniciará el proceso de normalización del balance el próximo mes, y tal vez nos dé alguna pista sobre la próxima subida de tasas", dijo Martin van Vliet, estratega de ING.
El oro cayó antes de las actas de la Fed situándose en los 1.270 dólares la onza, bajando un 0,1 por ciento.
El crudo Brent se mantiene plano en los 50,78 dólares por barril tras unos datos de inventarios mixtos.


capitalbolsa