https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Con más del 95% de mesas escrutadas, Bullrich le saca apenas 6915 votos de diferencia a Cristina

La expresidenta siguió restando diferencias con Cambiemos en la elección PASO para senadores nacionales bonaerense, hasta ubicarse cabeza a cabeza con su rival. Cambiando Juntos alcanza al 34,19%, mientras que Unidad Ciudadana se ubica en 34,11%.



Con más del 95 de los votos escrutados, el resultado de la elección bonaerense para senadores nacionales varió a un cabeza a cabeza entre Esteban Bullrich, precandidato a la cámara alta de Cambiemos y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, principal precandidata de Unidad Ciudadana. Con sólo 6915 votos de diferencia, se podría hablar de un empate técnico.
El candidato de Cambiemos comenzó el escrutinio con una ventaja superior a los 5 puntos sobre la candidata de Unidad Ciudadana. Una sorpresa, ya que las encuestas en general daban primero a Cristina, incluso las pocas encuestas de boca de urna que trascendieron hoy. 
Con el correr del conteo, CFK fue acortando distancia, sobre todo a medida que se fue cargando la estratégica y populosa tercera sección electoral, donde la exjefa de Estado obtiene ahora una ventaja de nueve puntos sobre el exministro de Educación.
Con más del 95% de los votos escrutados, Cristina está a 0,05% de Bullrich, que la aventaja aún 34,19% a 34,11%.  Tercero, con el 15,53%,  viene Sergio Massa, de 1PAIS, seguido por Florencio Randazzo, de Cumplir, con 5,90% y quinto, con 3,38%,Néstor Pitrola, por el Frente de Izquierda.
En la categoría diputados nacionales, Cambiemos obtiene diferencias un poco más holgadas sobre el kirchnerismo, que también recortó distancias.  La lista encabezada por Graciela Ocaña obtiene 34,60% de los votos, contra 32,33% que suma hasta ahora la lista que encabeza Fernanda Vallejos.  Felipe Solá, de 1PAIS saca 14,90%; Eduardo "Bali" Bucca, de Cumplir, 5,58% y Nicolás del Caño, del FIT, 3,62%
La expresidenta se encuentra desde las 20 en el bunker kirchnerista instalado en el estadio de Arsenal, en Sarandí, pero aún no habló. Fernández de Kirchner tenía previsto tomar el micrófono cerca de las 22. Desde su búnker dicen que esperarán hasta que se cuente el último voto para que la exjefa de Estado dé su parecer.
En el búnker de Cambiemos el ánimo fue cambiante durante toda la jornada. Al mediodía las primeras encuestas de boca de urna le daban arriba por cuatro puntos y los referentes macristas esbozaban sonrisas.  Cuando los colegios se cerraron, en cambio, aparecieron datos que invertían esa percepción, con Cristina arriba por la misma cifra porcentual con la que antes perdía. En ese momento el ánimo cambió de la esperanza a la preocupación, pero volvió a sufrir una modificación ascendente cuando faltaba poco para que se conocieron los primeros resultados, que cuando llegaron confirmaron ese mejor semblante en la cara de la gente del PRO, los radicales y la Coalición Cívica. 
 
El país, de amarillo
Los resultados de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires son, por ahora, el punto más destacado de la performance oficialista, que consolida buenos resultados en todo el país, donde el porcentaje de mesas escrutadas ya permite consolidar datos.
En la Ciudad de Buenos Aires, con el liderazgo de Elisa Carrió, Cambiemos arrasó y también obtuvo amplias ventajas en Córdoba y Mendoza. También en Santa Cruz, San Luis y Jujuy los números favorecen ampliamente a las listas que se referencian en la Casa Rosada.

cronista