https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Cómo han reaccionado las Bolsas en anteriores crisis geopolíticas?

Las acciones a menudo reaccionan con fuertes caídas a un evento geopolítico importante, pero la capacidad de recuperación ha sido muy diferente a lo largo de la historia. Ante las tensiones crecientes entre Corea del Norte y Estados Unidos, Strategas Research estudió el impacto inmediato y a largo plazo en la Bolsa americana de una serie de acontecimientos clave que se remontan a la Segunda Guerra Mundial.
El bombardeo de Pearl Harbor, por ejemplo, resultó en una caída del 3,8 por ciento en el S&P 500 el 7 de diciembre de 1941. Pero tras 20 días, el índice mostraba una rentabilidad del 0,3 por ciento y después de 250 días de un 3,7 por ciento.
Hubo una reacción peor después del 11-S, que provocó una caída de 4,9 por ciento en el S&P 500 en el primer día. Después de 20 días, el mercado se recuperó y subió un 4,9 por ciento, pero después de 250 días, bajó un 14,3 por ciento.
La caída de Lehman Brothers provocó un descenso del 4,7 por ciento en el S&P 500 el 15 de septiembre de 2008. El S&P cayó un 15,9 por ciento después de 20 días y un 12,3 por ciento más bajo después de 250 días.
Cuando Irak invadió Kuwait hace 27 años este mes, el S&P 500 cayó un 1,1 por ciento y cayó un 9,3 por ciento 20 días después. Pero subió un 10 por ciento en 250 días.
La renuncia del presidente Richard Nixon - hace 43 años - dio lugar a un primer día de ventas del 0,9 por ciento, pero 20 días después, el S&P 500 cayó un 13,8 por ciento y un 6,7 por ciento después de 250 días.
Con las acciones estadounidenses cerca de máximos récord, los estrategas dicen que es probable un retroceso, pero hasta ahora la situación en Corea del Norte no parece ser un desencadenante de una venta masiva. Sin embargo, si la situación se convierte en algo más que una guerra de palabras o si Corea del Norte logra más éxitos en sus lanzamientos de misiles, la situación cambiaría inmediatamente.
Fuente: Strategas Research
Las pérdidas bursátiles han sido moderadas hasta ahora, pero la venta se aceleró el jueves y el Dow bajó más de 100 puntos.
El oro subió, el dólar subió y los rendimientos de los bonos bajaron, mientras Corea del Norte rechazaba las advertencias del presidente Donald Trump y describía planes para lanzar misiles cerca del territorio de Guam, en el Pacífico.
"La acción de los metales preciosos y los bonos son evidentes evidencian que los inversores se muestran cautelosos ante los titulares", dijo Todd Sohn, analista técnico de Strategas Research. En cuanto a la reciente caída del S&P 500, "no es suficiente para que nosotros abandonemos la nave en estos momentos, no es indicativo de un techo o algo más siniestro todavía".
Carlos Montero - Lacartadelabolsa