Pepsico cierra una planta en Vicente López y deja 600 personas en la calle

La firma productora de bebidas y alimentos Pepsico anunció el cierre de su planta de Vicente López y el despido de unos 600 empleados, entre los que hay sospechas de una maniobra contra la comisión interna.
"PepsiCo Argentina anuncia hoy que ha tomado la difícil decisión de cesar las operaciones de la planta ubicada en la localidad de Florida, debido a los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos", explicó la empresa a través de un comunicado, donde anunció que concentrará la producción en su planta de Mar del Plata.
En el mismo, la firma subrayó que "estas decisiones son desafortunadas y difíciles para todas las personas involucradas", y puntualizó que "por esto Pepsico ofrecerá un trato cuidadoso a los empleados a través de una propuesta que mejora significativamente cualquier obligación legal".
El comunicado salió a la luz cuando ya se conocía el cierre de la planta, ya que muchos trabajadores se encontraron el martes por la tarde con su lugar de trabajo cerrado y un breve anuncio de la empresa, a través de un papel pegado en el ingreso.
Tras eso, los trabajadores realizaron una asamblea y decidieron comenzar un plan de lucha por la reapertura de la planta, la cual aseguran que "está en perfectas condiciones para producir". Además, reclamaron al Sindicato de Trabajadores de la Industria Alimenticia (STIA), que conduce Rodolfo Daer, que llame a un paro de todo el sector.
"Este cierre es parte de una política de vaciamiento de la planta Florida impulsada por la patronal desde hace años que se expresa en cierre de líneas, desvío de la producción a la planta Mar del Plata y a otras plantas con trabajo más precario junto con una fuerte presión sobre activistas y trabajadores por medio de retiros con altas indemnizaciones con el fin de debilitar a la organización de los trabajadores y la Comisión Interna democrática que logró conquistas en años de lucha", indicó la comisión interna en un comunicado.
En la comisión interna, controlada por la izquierda, sospechan de una maniobra para debilitar al gremio luego de que se haya negado a firmar en paritarias la flexibilización de su convenio colectivo de trabajo, según informó Infogremiales.