Martín Kremenchuzky, triatleta no vidente, es el embajador de Allianz para el World Run en Argentina



Allianz, líder global en seguros y servicios financieros, eligió al deportista Martín Kremenchuzky como embajador local del desafío Allianz Word Run, una iniciativa deportiva para empleados del Grupo. 

El desafío Allianz World Run es un programa de participación global para empleados que busca fomentar la integración de todos los países que conforman el Grupo Allianz, inspirar orgullo corporativo, apoyar la idea de meritocracia inclusiva y promover hábitos saludables para aumentar el bienestar.  

La iniciativa dura tres meses y tiene un doble objetivo: romper el récord mundial de “la distancia más larga recorrida por un equipo en 90 días” y contribuir con distintos proyectos sociales alrededor del mundo, a través de la fundación SOS Children´s Village. El año pasado participaron más de 12.000 empleados de la empresa y entre todos recorrieron 1.4 millones de kilómetros.  

La edición 2017 del Allianz World Run se lleva a cabo durante los meses de mayo y julio y Allianz Argentina eligió a al deportista no vidente Martín Kremenchuzky para representar al país ante el Grupo y alentar la participación del equipo local con charlas y videos motivacionales que ponen el foco en la superación personal y la solidaridad.   

Martín Kremenchuzky tiene 43 años, es Ingeniero en Sistemas, triatleta y, sin dudas, un ejemplo de esfuerzo y perseverancia. Desde que nació sufre del Síndrome de Usher, una enfermedad genética que produce hipoacusia y pérdida gradual de la visión, la cual provocó su ceguera y ocasionó los problemas auditivos y de equilibrio a los que hoy se enfrenta.  
Luego de pasar por una depresión muy profunda, producto de su ceguera, decidió asumir su discapacidad, cambiando su vida para siempre. Y lo hizo de la mano del deporte y de situaciones placenteras como correr, bailar, nadar, hacer teatro y percusión, entre otras cosas. 

“Cuando veía era una persona quejosa, que no disfrutaba de lo que hacía y no valoraba lo que tenía. Ahora, siendo ciego soy mucho más feliz que antes. No es que prefiera ser ciego pero la discapacidad me dio la posibilidad de vivenciar y aprender muchas cosas que me permiten valorar y disfrutar la vida de una manera diferente. Ahora veo cosas que antes no podía ver”, confesó Kremenchuzky. 

De esta manera, logró descubrir un mundo de posibilidades para los no videntes. En septiembre de 2010 corrió su primera carrera, la media maratón de Buenos Aires, y obtuvo el tercer puesto en su categoría. La felicidad de su hijo al llegar a casa con la copa, le dio la fuerza necesaria para seguir preparándose y fue por los 21 y 42 kilómetros. 

De corredor pasó a maratonista, corredor de aventura, integrante de la Selección Nacional de Remo Adaptado y finalmente se convirtió en triatleta. En 2015 participó del IronMan de Brasil, donde se convirtió en el primer triatleta argentino no vidente en completar un IronMan, consiguiendo el primer puesto en su categoría 

Recientemente, logró completar el IronMan de Sudáfrica y esto fue lo que comentó sobre esta última experiencia: “Meses atrás había sentido la necesidad de ponerme un nuevo reto ambicioso, pero tenía dudas sobre el destino, porque sabía que se trataba de un circuito muy duro, especialmente en ciclismo, y también por los fuertes vientos. Pero principalmente porque no había categoría para personas con capacidades especiales, por lo tanto debería anotarme como un corredor convencional. Sin embargo, las ganas de probarme a mí mismo y de seguir superando obstáculos fueron mucho más fuertes, y por eso logré completarlo. Nadé 3800 metros, Pedalee 180km y para terminar corrí los 42km.”  

Por su parte, Carolina Correa, Responsable de Proyectos de Responsabilidad Social Corporativa de Allianz Argentina, concluyó: “Desde hace varios años, en Allianz tenemos un compromiso muy fuerte con los atletas paralímpicos, que nos inspiran con su profesionalismo y dedicación. Es por eso que para representar a nuestro país y motivar a los empleados para que se sumen al equipo de Running local, Martín nos pareció el mejor embajador que podíamos tener. Porque no solo reúne las condiciones físicas y deportivas, sino también los valores de dedicación, solidaridad y superación, que el desafío Allianz World Run fomenta”.