Las Bolsas se mantienen en un estrecho rango lateral que hay que vigilar

Las empresas de tecnología ayudaron a impulsar un rebote en las acciones europeas tras dos días de fuertes caídas en el sector, mientras los inversores se mantienen a la espera de la decisión de la Fed de mañana.
Todos excepto uno de los 19 grupos industriales en el Stoxx Europe 100 Index cotizan en territorio positivo, con las acciones de tecnología anotándose el mayor avance en seis semanas.
La libra se encamina a obtener su primera subida desde la elección que dejó a la Primera Ministra del Reino Unido Theresa May intentando reforzar su posición. May se reunirá hoy con los unionistas demócratas de Irlanda del Norte, buscando los votos que necesita para poder aprobar cualquier legislación.
Los bonos del Tesoro se mantuvieron muy planos a medida que la decisión de la política de la Reserva Federal de esta semana se acerca.
Si el repunte de las acciones tecnológicas se consolida en el comercio estadounidense, es probable que los inversores respiren el corto plazo: el sector ha sido un impulsor vital de las ganancias de las acciones a nivel mundial y una prolongada caída habría representado una amenaza importante sobre el actual mercado alcista.
El índice Euro Stoxx 50 avanza un 0,39 por ciento a 3.557,82. Las acciones tecnológicas europeas subieron un 1,4 por ciento. El Ibex 35 gana un 0,37 por ciento a 10.882,1.
El Promedio Industrial del Dow Jones alcanzó un máximo histórico, ya que las acciones de los bancos subieron antes de la reunión de la Fed en la que se espera una subida de tasas.
Los traders asignan una probabilidad del 94 por ciento de que la Reserva Federal eleve las tasas de interés. Los inversores también analizarán con detalle cualquier pista sobre los planes del banco central para recortar su balance de 4,5 billones de dólares.
Se espera que la Fed publique su decisión a las 20:00h del miércoles y después la presidenta Yellen mantendrá una conferencia de prensa.
La libra se fortaleció un 0,6 por ciento a 1,2735 dólares después de haber caído un 0,7 por ciento el lunes. Se mantuvo al alza gracias a unos datos que mostraron que la inflación británica reanudó su marcha alcista el mes pasado.
El euro recupera un 0,1 frente al dólar a 1,1214. El Bloomberg Dollar Spot Index cae un 0,1 por ciento.
El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se mantuvo plano, habiendo subido durante cuatro sesiones consecutivas.
Los rendimientos de los bonos de referencia alemanes y franceses subieron dos puntos básicos, mientras que los rendimientos de los bonos británicos avanzaron cinco puntos básicos. La rentabilidad del bono español a 10 años cae 3 puntos básicos al 1,412 por ciento.
Los futuros del crudo del oeste de Texas retroceden un 0,4 por ciento a 45,88 dólares, cayendo por primera vez en tres días debido a que la OPEP registró una subida de la producción, compensando la expectativa de una nueva caída de los inventarios estadounidenses.
El oro se deja un 0,2 por ciento a 1.263,88 dólares, su quinto día de pérdidas y ya se anota la racha de pérdidas más larga en un mes, ya que los inversores anticipan un alza en las tasas de interés de la Fed.
Las acciones australianas subieron un 1,7 por ciento, la mayor subida desde noviembre, mientras las acciones de los bancos subieron después de que los inversores regresaran de unas vacaciones.
Desde un punto de vista técnico, el rebote de hoy se produce desde cerca de la base de un rango lateral en el que los mercados europeos se están moviendo desde mediados de mayo.
Gráfico Euro Stoxx 50
El soporte a vigilar en el Euro Stoxx 50 se encuentra en 3539/3529 y la resistencia en 3605/3615. El sentido de la ruptura de este rango es probable que defina la tendencia de las Bolsas europeas en el corto plazo.

capitalbolsa