Forex: Siete cosas a no perder de vista esta semana

Análisis realizado al cierre del mercado estadounidense por Kathy Lien, directora general de Estrategia FX en BK Asset Management.
Va a ser una semana muy movida en el mercado de divisas y los movimientos de hoy nos indican qué divisas son los más vulnerables. El GBP/USD y el USD/JPY han registrado bastante actividad durante la jornada de negociación en Nueva York, haciendo descender un 1% el GBP/JPY.
Al comienzo de esta importante semana, los traders de la GBP y el USD dejaron claro que su preferencia iba a ser la venta de dólares y libras salvo grandes sorpresas (como que la Fed no subiera los tipos). El anuncio de política monetaria de la Reserva Federal es inminente y esencial, pero hay muchos otros eventos en la agenda de esta semana que pueden influir en la actividad del mercado y esta lista solamente roza la superficie.
7 cosas de las que estar pendientes esta semana
1. La decisión sobre los tipos de la Reserva Federal.
2. La decisión sobre los tipos del Banco de Inglaterra.
3. Las ventas minoristas y el IPC de Estados Unidos.
4. La decisión sobre los tipos del Banco de Japón.
5. La decisión sobre los tipos del Banco Nacional de Suiza.
6. Los datos de empleo de Australia.
Aunque el dólar no se ha visto debilitado con respecto a las demás monedas principales hoy, la caída del USD/JPY es señal de cómo creen los inversores que va a resultar el anuncio de política monetaria. La subida de los tipos de interés se da completamente por sentado pero la posibilidad de que empeoren los datos de Estados Unidos antes del anuncio suscita preocupaciones en cuanto a la dirección del banco central. A los inversores les preocupa la revisión a la baja de las previsiones económicas.
El gráfico de puntos actualmente muestra dos subidas más de los tipos este año (una de ellas en junio) y no creemos que esto vaya a cambiar teniendo en cuenta que el movimiento de seguimiento no se daría hasta diciembre.
Pero eso no quita que el dólar caiga tanto antes como después de la decisión de los tipos si la Fed decepciona en algún sentido. Hay muchas posibilidades de que el USD/JPY alcance el nivel de 109,25 pues los datos sobre la inflación y el consumo de esta semana confirman que los precios están bajando y el consumo disminuyendo.
Los precios de las materias primas y la inflación subyacente han ido en la dirección equivocada desde la última reunión trimestral de marzo, sin embargo es demasiado pronto para que la Fed cambie su opinión de que la inflación está volviendo hacia el 2%. Así puede hacerlo y lo hará si los precios no se recuperarán en la segunda mitad del año pero todavía queda mucho tiempo.
El tono del discurso de Janet Yellen determinará si el dólar repunta tras la decisión del FOMC. Si empieza a sonar menos confiada y menos comprometida con los ajustes, el USD/JPY alcanzará el nivel de soporte de 108. Sin embargo, si se centra en el descenso de la tasa de desempleo y la continuidad de la contratación y reitera su opinión de que la inflación volverá a su nivel objetivo, será positivo para el dólar. De cualquier manera, creemos que el USD/JPY se seguirá debilitando durante las siguientes 24 horas.
Mientras tanto los inversores siguieron vendiendo libras, haciendo descender la divisa hasta situarla a pocos pips de sus mínimos de antes de las elecciones. Theresa May se ha pasado la mayor parte del fin de semana y hoy pidiendo disculpasa los miembros de su partido, especialmente a aquellos que han perdido sus escaños. Ha dicho: "Yo he sido quien nos he metido en este lío y yo voy a conseguir sacarnos", pero llegados a este punto, ningún tipo de control de daños podría cambiar la situación actual.
La primera ministra sigue en riesgo de perder su puesto y como ella misma ha dicho hoy, "seguiré sirviéndoos mientras sigáis queriéndome aquí", lo que podría no ser mucho más tiempo. La decisión de la reina de retrasar su discurso al Parlamento indica que cree que podría haber más cambios de liderazgo.
Esta continua incertidumbre está lastrando fuertemente la divisa y seguramente eclipsará los informes económicos de esta semana y la decisión sobre los tipos del Banco de Inglaterra. Los datos de inflación se publican mañana y con la caída de los precios de las materias primas, se espera una ralentización del crecimiento de los precios. Si los problemas políticos se combinan con datos poco alentadores, el GBP/USD podría descender por debajo de 1,26.
La divisa que mejor actuación ha ofrecido hoy ha sido el dólar canadiense, que repuntó bruscamente tras las declaraciones de la vicegobernadora del Banco de Canadá, Carolyn Wilkins. Wilkins, candidato favorito a próximo dirigente del banco central, ha afirmado que el banco central evaluará si es necesario menos estímulo.
Esta es la primera vez en siete años que el Banco de Canadá ha dado indicios de ir a subir los tipos de interés. Wilkins es particularmente optimista debido al reciente rendimiento económico y ha señalado que el crecimiento diverso ha hecho que la recuperación sea firme y sostenible.
El USD/CAD cerró la jornada con pérdidas de más de un 1% tras estas declaraciones porque, en vista de la reciente tendencia de datos dispares sobre el CAD y la visión de Estados Unidos sobre el TLCAN, los inversores no esperaban que el Banco de Canadá cambie su postura a favor de la relajación tan rápidamente. Aunque es probable que siga bajando ahora que ha dejado atrás el nivel de 1,34, la venta masiva de USD/CAD se ha detenido justo en la MMS de 200 días, el lugar perfecto para un repunte superficial.
El dólar australiano también ha subido al debilitarse el de Estados Unidos, pero el sorprendente descenso en el gasto con tarjeta de crédito ha impedido que el dólar de Nueva Zelanda participe del repunte. Ni Canadá ni Nueva Zelanda publicarán ningún informe económico mañana pero Australia publica su informe sobre la confianza empresarial esta noche.
Aunque el euro ha cerrado la jornada apartado de sus máximos, ha seguido registrando ganancias frente al dólar por primera vez en cuatro jornadas de negociación. Lo único que impide que la divisa se desplome es el rendimiento de los bonos, que ha disminuido ligeramente. A pesar de la caída del dólar, los bonos del Tesoro a 10 años cerraron la jornada al alza mientras que los bonos de Alemania de la misma caducidad han bajado.
Creemos que la actuación del euro mejorará al comienzo de la semana pues el debilitamiento de otros países hace las mejoras de la economía de la eurozona más atractivas a ojos de los inversores extranjeros. La encuesta del ZEW alemán se publica este martes y aunque es difícil que la confianza de los inversores disminuya, deberían compartir el optimismo del BCE. No olvidemos que la semana pasada el BCE actualizó sus previsiones en cuanto al PIB, alteró su evaluación del riesgo y eliminó de sus orientaciones prospectivas la mención a "bajar los tipos".