Philips hace un llamado en América Latina para concientizar sobre la importancia de prevención y el diagnóstico temprano de cáncer de mama





Hacerse una mamografía puede ayudar a reducir  el número de muertes en un 30 a 40% en mujeres entre las edades de 40 a 70 años.[1]

El cáncer de mama es la forma más común de tumor en mujeres en todo el mundo y América Latina no es la excepción. En el marco del mes internacional de la lucha contra el cáncer de mama, Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHIA) hace un llamado a la población sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico temprano.

En América Latina, aproximadamente unas 114.900 mujeres son diagnosticadas cada año, de las cuales 37.000 mueren por esta enfermedad[2] debido al estado avanzado en que se encuentran al momento del diagnóstico, esto significa una alta tasa de mortalidad. La mejor estrategia en la lucha contra el cáncer de mama es el diagnóstico precoz. 
Si hay una detección temprana del tumor en su etapa inicial, cuando aún tiene menos de un centímetro, la probabilidad de cura es de un 95%.

Philips apunta a ofrecer una atención más eficiente y a menor costo, apoyando a los profesionales del cuidado de la salud. De esta manera, la compañía trabaja de manera constante en analizar mejores formas de localizar tumores más temprano, haciendo diagnósticos con mayor exactitud, terapias más precisas y mínimamente invasivas, con un enfoque personalizado para dar al paciente la mejor atención posible.

Philips ofrece “MicroDose” para la detección temprana de esta enfermedad,  un innovador sistema de mamografía de baja dosis que utiliza las tecnologías únicas de conteo de fotones e imagen espectral siendo no invasivo y asegurando una mamografía rápida y cómoda. Además, este sistema es el único que permite obtener imágenes de alta calidad y resolución utilizando solamente una fracción de la dosis de radiación (microdosis) y simultáneamente analizar la composición de la mama. Recientemente se presentó en Argentina el equipo “Microdose SI” totalmente diseñado para que la mujer conciba la experiencia de mamografía de un modo menos estresante, asegurando un posicionamiento de la mama sencillo que, gracias a su soporte curvo y tibio, mejora la comodidad del paciente.

Argentina es el primer país en Latinoamérica en contar con esta tecnología que permite escanear y aplicar la cantidad de dosis necesaria en el sector afectado.

Philips tiene como foco mejorar la calidad de vida de las personas a través de tecnología de avanzada, junto con profundos conocimientos clínicos y de consumo, trabajando en  la atención integral de la salud durante todo el ciclo de cuidado - desde un estilo de vida saludable y prevención, al diagnóstico, tratamiento, recuperación y cuidado en casa -, lo que se
denomina “Health Continuum”.














[1] Instituto Nacional del cáncer. "Mamografías". 2014. Acceso en línea 26 de julio de 2014.
[2] Ferlay J H Shin, Bray F, et al. GLOBOCAN 2008 v1.2: La incidencia de cáncer y mortalidad en todo el mundo.
Lyon, Francia: Agencia Internacional para la investigación sobre el cáncer; 2010.