Alarma: Los grandes inversores están vendiendo acciones

Si la tendencia continúa, los grandes fondos de inversión podrían vender más acciones de las que compran este año por primera vez desde 2012, haciendo que fueran vendedores netos, según Goldman Sachs. Durante el segundo trimestre, los mayores gestores de dinero retiraron dinero del mercado de valores por tercer trimestre consecutivo.
"Los bajos niveles de liquidez en los fondos de acciones y significativas retiradas de dinero de fondos de inversión han provocado que nuestra previsión de flujo de los fondos de inversión para 2016 en Estados Unidos sea de -25.000 millones de dólares", señala David Kostin, estratega jefe de acciones estadounidense Goldman Sachs, en una nota a clientes.

Los fondos de inversión han sufrido salidas masivas este año. Las salidas de los fondos de inversión de Estados Unidos y extranjeros totalizaron 156.000 millones de dólares a finales de septiembre, más del doble de la cantidad total de 2015 y la mayor cantidad en cualquier año desde 2008.

El año comenzó con advertencias de muchos analistas de Wall Street señalando que los inversores deberían esperar rentabilidades modestas del mercado de valores. Esas preocupaciones aumentaron a mitad de año, cuando el Reino Unido votó a favor de abandonar la Unión Europea.

A pesar del débil crecimiento de los beneficios, las acciones - medidas por el índice de referencia S&P 500 - han superado muchos de los pronósticos y ganado casi un 6% este año. Pero todavía hay incertidumbre en torno al crecimiento de las ganancias, las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y el impacto de una subida en las tasas de interés.
Al igual que con los fondos de inversión, los inversores extranjeros están huyendo del mercado, aunque las ventas se ralentizaron desde los 108.000 millones de dólares en acciones estadounidenses en el primer trimestre a 46.000 millones en el segundo trimestre.

"Recortamos nuestro pronóstico de 2016 de demanda de acciones estadounidenses por parte de los inversores extranjeros a -125.000 millones de dólares desde -50.000 millones dada la menor demanda durante el primer semestre y la débiles perspectivas de rentabilidad de las acciones de Estados Unidos en el corto plazo", escribió Kostin.

"Sin embargo, esperamos una ligera recuperación de la demanda de los inversores extranjeros en el segundo semestre en comparación con el primer semestre dados los bajos rendimientos de los bonos globales y el rally de las acciones en el tercer trimestre. La incertidumbre que rodea a las elecciones en Estados Unidos representa un riesgo a la baja para nuestro pronóstico", dijo Goldman.

capitalbolsa