Por el conflicto de intereses con Aranguren, Cabrera intervendrá en temas vinculados a Shell

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, delegará en su par de Producción, Francisco Cabrera, todas las decisiones administrativas relacionadas con la empresa Shell, luego de la advertencia de la Oficina Anticorrupción sobre posible incompatibilidad en sus funciones debido a la participación accionaria en esa petrolera.

Según los considerandos, la excusación se basa en el artículo 15 inciso b de la Ley de Ética Pública, que señala que en el caso de incompatibilidad, un funcionario deberá "renunciar a tales actividades como condición previa para asumir el cargo" o "abstenerse de tomar intervención, durante su gestión, en cuestiones particularmente relacionadas con las personas o asuntos a los cuales estuvo vinculado en los últimos 3 años o tenga participación societaria".
"Acéptase la excusación presentada por el señor ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, para intervenir durante su gestión en todas las actuaciones que estén particularmente relacionadas con la empresa Shell Compañía Argentina de Petróleo S.A. y/o con las empresas vinculadas a ésta, en las que pudiera corresponder su intervención en ejercicio de las competencias propias de dicho Ministerio", expresa el Decreto 1006/2016 publicado en el Boletín Oficial.
Esa Ley establece como causas de incompatibilidades en la función pública "dirigir, administrar, representar, patrocinar, asesorar o, de cualquier otra forma, prestar servicios a quien gestione o tenga una concesión o sea proveedor del Estado, o realice actividades reguladas por éste, siempre que el cargo público desempeñado tenga competencia funcional directa, respecto de la contratación, obtención, gestión o control de tales concesiones, beneficios o actividades".
Otra de las causas que puede generar conflictos de intereses, según la norma aprobada en 1999, es "ser proveedor por sí o por terceros de todo organismo del Estado en donde desempeñe sus funciones".
Ayer, la titular de la OA, Laura Alonso, confirmó que recomendó a Aranguren que "se desprenda del patrimonio accionario de la compañía Shell o tome alguna medida como constituir un fideicomiso ciego".
"Se le dice enfáticamente al ministro, y esto es un dictamen testigo que debe ser leído por todos los funcionarios, que cada vez que se presente un asunto en el cual esté vinculada la compañía Shell, se excuse inmediatamente, tiene prohibido intervenir, y eleve esa situación al presidente de la Nación, quien es que tiene que designar al funcionario que tome cartas en el asunto", recalcó Alonso.
De acuerdo a su declaración jurada, Aranguren tiene una participación por $16.326.051,67 en la casa matriz de la petrolera, la compañía Dutch Shell PLC.