Apuesta oficial para seducir a los inversores

"Una lluvia de inversiones" pronosticaban para este semestre las más altas autoridades del Gobierno nacional. "Inversiones no vinieron, pero la lluvia sí se lamentaban los organizadores del Foro de Inversión y Negocios de Argentina 2016 esperando que hoy el tiempo traiga buenas noticias para el encuentro cuyas rondas comenzarán en el Centro Cultural Néstor Kirchner (CCK). 

Denominado de manera informal como "Mini Davos", porque dicen que el presidente Mauricio Macri se inspiró cuando estuvo en Davos a principios de año, el objetivo del encuentro es promocionar las oportunidades de inversión en los distintos sectores productivos. 

Circular por Buenos Aires es habitualmente caótico, pero hoy será un día particularmente complicado por los cortes de calles para facilitar el acceso a los más de 1.600 asistentes. Además no sería de extrañar que se sumen manifestaciones de organizaciones sociales y de trabajadores en conflicto que habitualmente se concentran frente el Ministerio de Trabajo, a pocas cuadras del CCK. 

Los organizadores esperan que estas dificultades sean compensadas por la calidad del encuentro y la magnificencia del CCK (al respecto, desde el kirchnerismo se afirma que a la expresidente seguramente no le hubiera gustado ver tanto empresario y que el encuentro se lleve a cabo en inglés). 

Sobre Juan Procaccini, presidente de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional, recayó la mayor parte del trabajo para llevar a cabo el encuentro: convocar a los principales directivos de las más grandes empresas del mundo. En la Agencia de Inversiones se encuentran muy satisfechos por la importante convocatoria que lograron, ya que confirmaron su asistencia importantes CEO de firmas internacionales tan diversas como productoras de alimentos hasta automotrices. 

Alguien que además contribuyó -y mucho- pese a su perfil bajo, a que el Foro haya generado interés en el exterior es Horacio Reyser, funcionario que tiene su despacho en la Casa Rosada y es la voz autorizada sobre inversiones ante el presidente Mauricio Macri. Detrás de escena también hay marcas registradas en el mundo de este tipo de eventos. Richard Attias, quien organizó durante muchos años el Foro Económico de Davos, se dedicó a atraer a los CEO y referentes de los países más disímiles.

El objetivo de este Foro no es que a su término haya una maratón de anuncios de inversiones, sino mostrar que Argentina -a pesar de sus problemas- constituye una excelente oportunidad para los negocios, según señalan los organizadores.

Entusiasmo

"Quizás lo más provechoso del Foro sean los comentarios de los principales ejecutivos en los coffee break" comentan en la Casa Rosada y recuerdan que durante muchos años Argentina supo tener muy mala fama en el mundo. 

Cada vez que viaja al exterior, el presidente Macri es recibido con entusiasmo. Pero esta buena recepción sin embargo, aún no logra mitigar los malos antecedentes del país, por eso la respuesta coloquial sobre las posibles inversiones en el país es: "wait and see". El Foro justamente es para que "vean" que Macri está decidido a apostar al ingreso de inversiones y que también tienen este espíritu los partidos opositores, sostienen fuentes oficiales. 

La impronta de la organización del Foro es similar a cualquier evento que se lleve a cabo en el mundo, hasta la presentación, la agenda es similar a los principales encuentros de negocios internacionales. Se busca mostrar, explican en el entorno presidencial, que "estamos a favor del capital, creemos en el intercambio comercial y en la seguridad jurídica".


Liliana Franco
LILIANA FRANCO