Por Brasil, las terminales seguirán con suspensiones y menos turnos

Por lo menos hasta  fin de año, el mercado automotriz local seguirá con suspensiones y reducciones de turnos en su personal debido a que la crisis de Brasil seguirá afectando la producción local.  Esto se debe a que el mercado del país vecino absorbe la mayor parte de los autos que las terminales locales exportan y los problemas que está atravesando su economía impactan de manera directa en el ritmo de producción local de plantas como las de Fiat y Volkwsagen, entre otras.
En este sentido, voceros de automotrices locales que están participando del Foro de Inversión y Negocios de Argentina admitieron que el escenario sigue siendo complicado y que hasta que Brasil no se recupere seguirán las suspensiones. De hecho, Cristiano Rattazzi le confirmó a El Cronista que en Fiat se mantendrán las suspensiones. “No podemos hacer otra cosa, cuando Brasil sigue estando mal y es nuestro mayor mercado, mas allá de que podamos ampliar otros horizontes como México, por ejemplo”.
Hasta ahora, Fiat lleva adelante una política de suspensiones y de reducción de la jornada laboral en su planta de la provincia de Córdoba, una de las terminales más golpeadas por la  caída económica del país vecino. Hasta el mes pasado, la planta de Ferreyra venía trabajando solo 10 días por mes y la expectativa está puesta en el nuevo modelo que arrancará en el segundo semestre del año próximo.
El sector, uno de los mas golpeados por la recesión también del mercado interno, de todos modos viene anunciando planes para producir nuevos modelos en la Argentina a partir del año próximo, cuando sus referentes avizoran un mejor panorama para la economía argentina. De hecho, en el foro se encuentra participando varios CEOs globales de la industria, como Steve Angelo, director Ejecutivo para la Región América latina de Toyota; entre otros.