HERRAMIENTAS DE GESTIÓN INTI–ARCOR: Negocios que incluyen

En una ambiciosa experiencia de articulación público-privada, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial elaboró junto a la empresa ARCOR y el instituto INCIDE una matriz de encuentro para negocios inclusivos que abre un nuevo paradigma sobre Responsabilidad Social Empresaria. Bajo el lema “Las empresas industriales como motor del desarrollo”, el 21 de septiembre de 9 a 13hs se realizará en el INTI una jornada de negocios inclusivos, donde los responsables de la iniciativa darán a conocer los detalles de este trabajo.
Foto: INTImedios

A partir de esta iniciativa, Arcor compra a la cooperativa mendocina El Arca cerca de 20 mil uniformes anuales y comenzó a proveerse de miel para caramelos a través de la cooperativa La Regional Ltda.
El 21 de septiembre de 9 a 13 hs se realizará en el Parque Tecnológico Miguelete del INTI, Av. General Paz 5445, una jornada de negocios inclusivos denominada “Las empresas industriales como motor del desarrollo”. Durante el encuentro se dará a conocer la experiencia de trabajo que llevaron adelante ARCOR, el Instituto para la Cultura, la Innovación y el Desarrollo (INCIDE) y el INTI, que por un lado representa un cambio de paradigma respecto a la Responsabilidad Social Empresaria en su concepción tradicional y, por otro, impulsa como iniciativa el desarrollo de proveedores.

El Programa Desarrollo de Cadenas de Valor del INTI diseñó junto a ARCOR e INCIDE una Matriz de Encuentro que guía el cruce entre estos mundos, que en principio parecen tan lejanos entre sí, y facilita la identificación de puntos críticos anticipando relaciones de encuentro y desencuentro entre una empresa con voluntad inclusiva y un proveedor potencial en desventaja competitiva.
Dicho trabajo representa una experiencia de articulación tecnológica público-privada sobre cómo concebir tecnologías de gestión para negocios inclusivos.

Esta matriz, presentada a fines de 2013, muestra hoy resultados concretos: Arcor compra a la cooperativa mendocina El Arca cerca de 20 mil uniformes al año y comenzó a proveerse de miel para sus caramelos a partir de la cooperativa La Regional Ltda. (en una primera etapa buscará adquirir cerca de un 30% de la producción total que consume actualmente y el objetivo es llegar al 70%). Este último caso es paradigmático ya que la empresa empezó a comprar un insumo central para la elaboración de sus productos, es decir, ya no se trata de una empresa que ayuda al entorno con el excedente que genera sino que incorporan como proveedor a una cooperativa que en principio no estaba en condiciones de calificar como tal, lo que marca un avance sustancial en el concepto de Responsabilidad Social Empresaria.

Encuentro de dos mundos
En el recorrido de este proyecto surgieron dificultades al intentar conjugar dos lógicas comerciales tan diferentes como la de una empresa multinacional y un emprendimiento productivo local: competencia con proveedores industriales, transporte, gestión administrativa, formalidad y calidad, entre otros. Frente a este panorama, había que generar un camino de encuentro entre estas dos realidades para que ninguna de las partes se resienta y ambas ganen. Allí es donde el INTI resultó clave para fortalecer el marco conceptual diseñando esta herramienta metodológica de análisis.

Según el responsable del Programa Desarrollo de Cadenas de Valor, Daniel Biagetti, el diseño conjunto de la matriz surge porque si bien se podía llegar a un acuerdo clásico de calidad y precio, había muchos otros elementos que en la práctica generaban un gran “desencuentro”, por ejemplo, la burocracia en torno a las transacciones o cuestiones financieras e impositivas. Para ello, se analizó cuáles eran los elementos de encuentro que debían establecerse, especificar los que eran cruciales y hacer un check list de puntos clave.

Para lograr un estándar de calidad por parte de las cooperativas que sea idéntico a los parámetros que la empresa maneja, la gerente de Relaciones con la Comunidad de Arcor, Mónica Camisasso, comentó que se realizó un plan colaborativo de mejora sobre dos ítems claves que presentaban debilidad: infraestructura y procesos de trabajo (gestión administrativa, financiera y del recurso humano). “Ambas partes nos comprometimos a invertir recursos para que el estándar vaya subiendo. Luego nosotros los auditamos y una vez que certifican pueden venderle también a otras compañías”, aseguró Camisasso, quien -además- sostuvo que esta experiencia confirma que un solo sector no puede generar cambios ni en términos económicos, sociales, culturales ni políticos. “Las modificaciones deben ir de la mano de la articulación público-privada desde el inicio. Lo que puede aportar el Estado –en este caso desde el INTI- nosotros no hubiésemos podido hacerlo. Los proveedores tienen un saber hacer, Arcor tiene su capacidad y el Estado aporta metodología y capacidad tecnológica para resolver favorablemente el encuentro de voluntades, y desde esa articulación surgen estos proyectos”, aseguró.

Relación de fuerzas
Uno de los peligros de este tipo de articulación entre una compañía como Arcor y pequeñas cooperativas es que por el tamaño de la empresa y las asimetrías que genera, se termine ejerciendo una relación de fuerza que perjudique al eslabón más débil. En este sentido, uno de los aspectos que se destaca en esta articulación y que está dirigida a evitar el dominio de una de las partes sobre la otra, es que las cooperativas no le vendan toda su producción a un solo proveedor. “Es importante que queden libres de acción. Nosotros trabajamos con las cooperativas para que no se sometieran a una subordinación absoluta. Si bien puede parecer muy tentador que alguien te compre todo lo que generás esto te quita libertad e inteligencia para generar nuevos negocios”, explicó Biagetti.

Además, sostuvo que en esta articulación hay aspectos centrales y periféricos que pueden estar en juego en términos reales o potenciales pero al aplicar esta matriz de encuentro ambas partes salen beneficiadas. Para quien entra al proceso de calificación (las cooperativas) “el salto cualitativo es importantísimo” porque, además, es guiado. “Una cosa es que el INTI les diga -por ejemplo- cómo certificar Normas ISO y otra es que Arcor ayude a calificarlas para poder venderles. Es algo concreto: califican y empiezan a vender; no es un salto potencial, es un salto real de calidad. Del lado de la empresa buscaban mejorar su status en cuanto a la sustentabilidad. Ese es un objetivo ideológico. Nosotros intentamos mostrarles que había otros beneficios prácticos además de ese; por ejemplo que la empresa tiene ahora un procedimiento que le permite abastecerse de pequeños proveedores que, a priori, no calificaban. Eso abre sus posibilidades de elección de abastecimiento y aumenta su competitividad”, destacó.

Nuevo paradigma de negocios
Esta matriz para negocios inclusivos desarrollada en coparticipación por el INTI y aplicada por Arcor marca un punto de inflexión en la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) y promueve un nuevo paradigma: ya no se trata de una empresa haciendo beneficencia con el excedente que genera sino que incluye, por vía de un apalancamiento competitivo, proveedores a la cadena de valor. En este sentido, Camisasso coincide en que no se trata de un programa de inversión social o de filantrópico sino lograr que los proveedores ingresen a la compañía como cualquier otro y que se desarrollen para poder venderle a otras empresas. “La aspiración de Arcor –sostuvo- es que sea una iniciativa que  agregue valor a la empresa en términos económicos, sociales y ambientales; y que sirva para que otras empresas tomen este tipo de experiencias para replicarlas”.

En la misma línea, Biagetti se mostró optimista respecto al efecto multiplicador que pueda tener esta iniciativa. “Arcor es una empresa que lidera procesos, está a la vanguardia. Además, forma parte de RedEAmérica y seguramente las otras compañías la seguirán en el mediano y largo plazo. Esto es algo que va a tener impacto sobre el resto de la red de empresas ya que, además, la matriz de negocios que desarrollamos es aplicable a todo tipo de compañías”, remarcó.