El Gobierno lanza plan por u$s14.000 millones para hacer mega estación de trenes debajo del Obelisco

El Gobierno anunció un mega proyecto para poner en funcionamiento el sistema ferroviario del Area Metropolitana, que hoy cuenta con siete líneas y es utilizado por 1,4 millones de personas por día.
Para concretarlo se invertirán u$s14.000 millones en los próximos siete años.
Así lo anunció el miércoles, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en conferencia de prensa.

Más allá del mejoramiento general de la red actual -vías, coches, estaciones, talleres y señalamiento-, este "Plan Integral de Obras para la Red Metropolitana de Trenes" tiene su eje en la Red de Expresos Regionales (RER); un ambicioso proyecto de ingeniería, que contará con 16 kilómetros de túneles, 28 metros bajo tierra, y que había sido anunciado en 2015.
La idea es que estos túneles permitan extender los recorridos de las líneas de ferrocarrilesque hasta ahora llegan a los bordes del Area Central, es decir, hasta las estaciones de Retiro, Constitución y Once.
Habrá un nodo central debajo del Obelisco: en superficie, los usuarios se podrán conectar con el Metrobus 9 de Julio y las estaciones de Ecobici, en el primer nivel con la Terminal de Combis y en el segundo habrá un túnel peatonal que conducirá a las líneas A, B, C y D del subte.
También se construirán plataformas para recibir a las diferentes líneas de trenes.
De acuerdo al plan del gobierno nacional, quedarán vinculadas las líneas Belgrano Norte, Mitre, San Martín, Sarmiento, Belgrano Sur y Roca.
Esto es similar a los nodos que se pueden ver en las grandes capitales, como París, Madrid o Berlín.
Dietrich afirmó que el proyecto convenció al presidente Mauricio Macri a tal punto que no discutió "ni un solo peso".
El ministro de Transporte no mostró sobresaltos cuando se le preguntó sobre las dificultades para el financiamiento del plan.
Sostuvo que los trabajos en la línea San Martín se afrontarán con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que el soterramiento del Sarmiento contará con un crédito del banco brasileño BNDS.
También habrá aportes del Tesoro, de proveedores (en especial los de vagones), organismos internacionales y otras alternativas, como el armado de proyectos de inversión público- privada o la emisión de deuda.
El funcionario estuvo acompañado por Germán Bussi, secretario de Planificación de Transporte; Marcelo Orfila, presidente de Trenes Argentinos Operaciones, y Manuela López Menéndez, secretaria de Obras de Transporte.
Aseguró que en el transcurso de este mes se licitará la estación subterránea en Constitución, la primera obra de la RER. Esta nueva estación estará ubicada debajo de la traza de la autopista, paralela a la calle Hornos, entre las avenidas Juan de Garay y Caseros.
Es la estación que en el futuro permitirá vincular el Roca con las líneas San Martín y Mitre, que salen desde Retiro. Tendrá una inversión de 200 millones de dólares y se prevé que esté terminada en 3 años.
Otro punto vital de este proyecto será el soterramiento del Sarmiento y la colocación del sistema ATS, de frenado automático, en todas las líneas para 2019.
Actualmente sólo funcionan en el 10% de la red. "Estos frenos eliminan el error humano. Se activan cuando el tren circula mas rápido de lo permitido y cuando no se detiene cuando debe", explicó el ingeniero Bussi. "Con estos frenos la Tragedia de Once no hubiera ocurrido", dijo el ministro.
La herencia recibidaEn enero el ministerio realizó una auditoría para tener información sobre el estado de la red.
"Encontramos que el 57% de las vías están en un estado malo y regular", contó Orfila, de Trenes Argentinos.
"La estación de Retiro, del tren Mitre, está en pésimo estado. El 43% del señalamiento estáobsoleto, con más de 80 años de antigüedad", especificó.
"Encontramos un sistema eléctrico sin potencia y algunas subestaciones tienen 100 años. El 85% de las estaciones en un estado regular y malo", detalló y reveló que encontraron baños intrusados.
El titular de Transporte dijo que la mayor inversión se había hecho en el material rodante.
"Por ejemplo, en el Roca, pero sin tener en cuenta que las estaciones estaban a una altura diferente. Tampoco se capacitó al personal para el mantenimiento. Claro que la inversión en el material rodante llegó después de la Tragedia de Once. Por otro lado, hemos visto que, como pasa en otras cosas, que la zona Norte está mejor en infraestructura que la zona Sur", apuntó.
Otras de las obras que se prometieron fueron la restauración en los vestíbulos de Retiro, Once y Constitución que se espera termine para fines de 2017.
De un total de 278 estaciones, 150 estarán renovadas también para 2017. Y el resto, para 2018. Y aseguraron que en 2019 habrá tres nuevos viaductos. Y que en 2023 ya no habrá barreras. Finalmente, el 100% de la flota estará renovada para ese año, según prometieron.

iprofesional