Draghi dice desequilibrios económicos podrían "desestabilizar" la zona euro

Los desequilibrios económicos dentro de la zona euro pueden desestabilizar al bloque, dijeron el lunes altos cargos del Banco Central Europeo (BCE), quienes subrayaron la responsabilidad de los gobiernos para ayudar a impulsar el crecimiento mientras respetan las reglas de la UE.
El presidente del BCE, Mario Draghi, y el miembro del consejo Benoit Coeuré también reconocieron las limitaciones de la política monetaria ultra expansiva del banco de bajas tasas de interés e impresión de dinero.
"En nuestra Unión Económica y Monetaria, en particular, el marco de gobernanza económica es esencial para evitar desequilibrios que podrían eventualmente desestabilizar la zona euro", dijo Draghi a un comité del Parlamento Europeo en Bruselas.
"Y para que la zona euro prospere, se necesitan acciones de los gobiernos nacionales para desencadenar el crecimiento, reducir el desempleo y dar poder a los individuos, mientras se ofrecen protecciones esenciales para los más vulnerables".
Draghi ha llamado durante mucho tiempo a un mayor gasto por parte de países que aún tienen espacio fiscal, pero su pedido ha caído en oídos sordos mientras Alemania, el país con el mayor excedente, es reticente a poner fin a su compromiso para mantener las cuentas equilibradas.
Haciéndose eco de sus comentarios, Coeuré dijo a una audiencia en Roma que si los gobiernos no juegan su papel, la zona euro corre el riesgo de caer en un largo período de crecimiento económico débil y bajas tasas.
"Pasar de unos tipos de interés que estén 'bajos durante mucho tiempo' a 'bajos para siempre' limitaría seriamente el margen de maniobra para los instrumentos de política monetaria convencionales, pero además, y esto es más preocupante incluso, pondría en peligro el contrato entre generaciones, así como el riesgo de romper nuestro tejido social", advirtió Coeuré.
Con la inflación todavía cerca de cero, el BCE está evaluando modificar su programa de emisión monetaria de 1,75 billones de euros, que tiene previsto terminar no antes de marzo.