Bancos de EE.UU. ‘invitarán’ a sus clientes a sumarse al blanqueo argentino

El camino hacia el blanqueo de capitales resultó más complicado de lo que el Gobierno pensaba. A 4 días de que termine la primera etapa y con resultados magros a la vista, el Ejecutivo logró avanzar en un intercambio fiscal con los Estados Unidos.

Ayer, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, recibió al secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew. El país del norte presenta especial interés para el gobierno de Mauricio Macri. Es que se encuentra segundo en el lugar de las preferencias de los argentinos para ocultar dinero sin declarar, por debajo de Uruguay.
El acuerdo en el que avanzan ambos países acelerará los tiempo. Argentina podrá conocer quienes son y que tienen aquellos ciudadanos con cuentas, propiedades u otros en ese país, datos a los que ahora solamente podían acceder mediante una presentación judicial.
Pero uno de los datos más interensantes es que Lew reveló que los bancos de su país comenzarán a “aconsejar” a los argentinos con dinero en esas entidades que se sumen al blanqueo. 
A nivel local, las entidades bancarias también comenzaron a enviar intimaciones a sus clientes cuyo dinero no se encuentra declarado o no coincide con lo informado ante la AFIP. En el comienzo de este proceso, el Gobierno salió a quejarse en forma pública al asegurar que los bancos no estaban ayudando en el proceso de blanqueo.
Hace una semana, en un evento organizado por El Cronista y la Revista Apertura, el titular del UIF, Mariano Federici, aclaró que “no hay posibilidad” de una prórroga para adherir al régimen de Sinceramiento Fiscal.
Dejó entrever el enojo oficial con las entidades financiera, al sostener que los bancos deberían aprovechar el plan de sinceramiento para “captar más volumen de clientes”.
Días antes, el secretario de Finanzas, Luis Caputo, también hizo público el malestar al sostener que las entidades, tanto privadas como estatales parecieran no jugar a favor de que sus clientes se sumaran al blanqueo y hasta complejizaban el trámite antes las consultas de sus clientes.

cronista