Los datos macro no son suficientes para sacar a los inversores del sopor veraniego El Eurostoxx 50 cierra plano y con un bajo volumen negociado

Sesión típicamente veraniega, con un bajo volumen de negociación y movimientos muy planos, y en la que ni los datos macro ni los resultados empresariales publicados han sacado de la atonía a los inversores. Veamos:

La sesión comenzaba con caídas en las bolsas asiáticas tras las pérdidas registradas ayer en Wall Street, y por las fuertes caídas del sector energético ante nuevas caídas en el precio del petróleo. En estos momentos el brent cotiza en 42,32 dólares barril, pero esta mañana perdía la cota de los 40 dólares.

Hoy el principal foco de atención de los mercados iba a ser los datos del sector servicios en Asia, Europa y EE.UU., un sector que representa en muchas de estas economías los 2/3 del total. 

En el caso de Japón el PMI en julio subió a 50,4 vs 49,4 anterior, situándose en terreno expansivo por primera vez en los últimos cinco meses. En cuanto a China el PMI de julio caía a 51,7 vs 52,7 anterior. Los economistas encargados de elaborar el dato señalaban que se habían dado signos de deterioro en todas las categorías, con un subíndice de empleo en zona contractiva. Por tanto una de cal y una de arena, aunque pesaba más en los inversores el mal dato chino.

Antes de la apertura europea se conocían los resultados de ING, Societe Generale y Credit Agricole, ambos por encima de las previsiones, lo que ayudó a calmar a los inversores tras las fuertes caídas de ayer en el sector.

Las bolsas europeas abrían con moderadas alzas y a la espera de los datos PMIs servicios y compuestos que se conocían poco después de esa apertura. Ambos se situaban por encima de lo previsto, y en el caso del compuesto en máximos de los últimos seis meses. Por países:

- Alemania 55.3 (flash: 55.3) su máxima en 7 meses 
- España 53.7 su mínima en 32 meses 
- Italia 52.2 su mínima en 2 meses 
- Francia 50.1 (flash: 50.0) su máxima en 2 meses 
Chris Williamson, economista jefe de Markit, afirmaba tras el dato: "Un bienvenido repunte en las cifras finales del PMI presenta un panorama ligeramente más positivo que la desaceleración señalada por la lectura del flash precedente, y es especialmente alentador, ya que sugiere que hubo poco contagio en general en la región tras el resultado del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE. 

No obstante, el estudio sigue indicando sólo una modesta tasa trimestral del 0.3% de crecimiento económico en el inicio del tercer trimestre. Dicho leve ritmo de expansión creará inevitablemente más especulación acerca de lo que el BCE podría y debería hacer para impulsar el crecimiento, y cuándo."

El PMI del Reino Unido que conocíamos algo más tarde se situaba en línea con las estimaciones: 47,4 y no tuvo efecto en los mercados que mantenían su comportamiento prácticamente plano. A media sesión el Eurostoxx 50 cotizaba con una caída del 0,05% a 2.905 puntos. 

"Los inversores deben reducir el riesgo mediante la colocación del dinero en activos reales y aceptar una menor rentabilidad, dado que los mercados ya no ofrecen ganancias de dos dígitos en un entorno de tipos de interés cero", afirmaba el famoso gestor Bill Gross.

"Los retornos negativos y pérdidas en muchos activos son cada vez un escenario más posible, a menos que las tasas de crecimiento alcancen niveles más aceptables", añadía.

Y ahí está la clave, las tasas de crecimiento no están en niveles aceptables, al menos aceptables para los estándares de hace unos años. Tras la publicación del dato PMI de servicios de EE.UU. de julio (51,4 vs 51,0 esperado), Chris Williamson, economista jefe de Markit y encargado de elaborar el dato, afirmaba:"Aquellos que buscaban señales de que la economía de EE.UU. se está moviendo al alza en el tercer cuarto, se verán decepcionados por las lecturas del PMI de julio. Las expectativas están indicando que la tasa de crecimiento estará alrededor del 1% en el comienzo del tercer trimestre, prácticamente sin cambios respecto al primero y segundo.".

Crecimientos cercanos al 1%. Recesión en los beneficios empresariales. Incertidumbres geopolíticas...y bolsa en máximos (Wall Street), simplemente no es compatible. 

Recientemente Goldman Sachs recomendaba a sus clientes que se redujeran las posiciones en bolsa ya que esperaba caídas entorno al 10% en los principales mercados desarrollados en los próximos meses. No creemos que sea un mal consejo.

Por lo demás, sesión tranquila como decíamos, con el sector bancario con signo mixto y un alta volatilidad, y con un bajo volumen de negociación como es típico de la época en la que nos encontramos.