Informe del Servicio de Sanidad y de Calidad Agroalimentaria (SENASA) Aumento en las exportaciones durante el primer semestre


Las exportaciones de diversos cultivos y subproductos aumentaron considerablemente durante el primer semestre de este año, respecto al mismo lapso del año anterior, impulsadas por la quita de retenciones, la eliminación de cupos y la unificación del tipo de cambio.

Uno de los incrementos más destacables fue el trigo, cuyos envíos crecieron 127%, dando lugar a un total de 6.316.697 toneladas exportadas. A su vez, se dio un aumento de participación en el mercado de Estados Unidos, convirtiéndolo, junto a Italia, en uno de los principales destinos para el cereal.
Respecto al maíz los datos indican que, en el primer semestre, las exportaciones superaron las 11.011.178 toneladas. Ubicándose como los principales destinos Sudáfrica, Egipto, Chile, Estados Unidos y Corea del Sur, donde las compras pasaron de 116.459 toneladas a 1.418.791 toneladas.
En cuanto a la soja, los envíos de harina crecieron de 10.817.727 a 13.227.175 toneladas, principalmente a Egipto, Vietnam, Venezuela, Francia y Alemania. Las de aceite de la oleaginosa, aumentaron dando lugar a una exportación de 2.558.769 toneladas, teniendo a Egipto, Bangladesh, Argelia, Malasia, Pakistán e India, entre sus mayores compradores.
La exportación de forraje de cebada escaló más de 1000% dando lugar a que 1.360.096 toneladas sean enviadas al exterior. Sus principales destinos fueron Arabia Saudita que incrementó más de 1600% su demanda, permitiendo una venta superior a las 70.500 toneladas y Emiratos Árabes Unidos, que se sumó como nuevo comprador, con un total de 1.242.736 toneladas en lo que va del año.
El arroz tuvo lugar a un crecimiento del 90%, llegando a las 227.899 toneladas.
En tanto que el maní pasó de 217.185 a 307.022 toneladas, lo que implicó un aumento del 41%.
Otro de los cultivos que incrementó sus envíos al exterior fue el de papa, que durante el primer semestre llego a un total de 59.522 toneladas enviadas obteniendo un crecimiento superior al 3450%.
Respecto a las frutas, las ventas externas de limón crecieron 26%, alcanzando las 117.608 toneladas, principalmente a España, Alemania, Francia y Arabia Saudita, cuyas importaciones tuvieron un alza superior al 600%. Las exportaciones de ciruela llegaron a 14.280 toneladas, mientras que las de pasas de uva aumentaron 12.452 toneladas, incrementando el 14% y el 41% respectivamente.
Además, el mercado de uvas amplió su cartera de destinos sumando a China como nuevo comprador.
Sobre las posibilidades de crecimiento previsto para los próximos meses, la Dirección Nacional de Relaciones Agroalimentarias Internacionales (DNRAI) está trabajando en abrir el mercado de arándanos para incluir nuevos países entre sus compradores.
En cuanto a las leguminosas, los garbanzos, entre enero y junio, incrementaron sus exportaciones un 75% con un total de 70.486 toneladas. Como principales destinos se destacan Pakistán, Colombia, Israel y los Emiratos Árabes Unidos, donde el aumento supero el 2.000%. Además logró expandirse ya que se comenzó a comerciar con Gran Bretaña a donde se enviaron 801 toneladas.
La venta exterior de poroto, por su parte, alcanzó las 285.477 toneladas, aumentando un 62% respecto al mismo periodo del año anterior. Finalizando con las legumbres, la exportación de arveja llegó a un envío de 50.760 toneladas.
También el tabaco incrementó las exportaciones considerablemente, sus embarques crecieron 145%, trepando hasta las 30.473 toneladas. Entre sus principales destinos de exportación se encuentran Filipinas, Portugal, Sudáfrica, Polonia y Alemania. Este último es el destino con mayor crecimiento de demanda ya que paso de importar 54 a 1.472 toneladas en los últimos meses. Además el tabaco también logró diversificar sus mercados sumando como compradores a Serbia y Montenegro, República Checa, Rumania, Corea del Sur y Turquía.