Disputa entre cámaras empresarias por el proyecto sobre tarjetas

Mientras el Senado se prepara para votar en el recinto un proyecto de ley con el apoyo de distintos bloques para rebajar el valor de las comisiones por el uso de tarjetas de crédito y débito, crece la disputa entre las cámaras empresarias que apoyan y rechazan la propuesta.

La iniciativa del senador chubutense Alfredo Luenzo (UNA) consiste en bajar del máximo del tres al 1,5 por ciento para las operaciones de crédito y a cero para las de débito, ya que serían similares a las transferencias automáticas -que desde el segundo trimestre son gratuitas sin importar el monto-.

Pero un informe elaborado por la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra (Atacyt) y distribuido entre los principales jugadores del mercado en las últimas horas realiza fuertes advertencias en caso de que se avance con esta iniciativa, según consignó el periodista económico Pablo Wende en Ambito Financiero.

Entre otros aspectos, asegura que una rebaja de los aranceles como la propuesta tendrá un impacto inmediato en varios campos: una reducción del arancel impactaría negativamente en el consumo en general; se eliminarían las promociones, incluyendo el Programa "Ahora 12"; también desaparecían los planes de cuotas sin interés; se eliminaría la emisión de nuevas tarjetas, reduciéndose la publicidad; y habría una restricción del crédito para consumo en general.

Además, señala que la discusión sobre el arancel pasa exclusivamente por la manera en que se reparte un negocio entre bancos y tarjetas. "Si se reduce el arancel, no tendría impacto en los precios de los consumidores. Sería una transferencia de ingresos desde las tarjetas hacia los comercios", asegura Atacyt.

Pero la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), promotora del proyecto de ley, opina en forma opuesta. Explica que los precios bajarán porque es la única forma de aumentar el consumo. Y sobre el plan "Ahora 12" aclara que se trata exclusivamente de un programa en el que intervienen el Estado -que subsidia una parte de las cuotas sin interés- y directamente los comercios.

"Las amenazas de los bancos no sirven para llegar a un entendimiento", explicó el vocero de prensa, Vicente Lourenzo.

Mientras tanto, el Ministerio de la Producción de la Nación anunció que la investigación que abrirá la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por falta de competencia y de transparencia en el mercado de las tarjetas recae sobre Prisma (Visa Argentina) y 14 bancos accionistas. Una de las críticas principales es que se trata de un sistema "cerrado", que impide a otros jugadores la posibilidad de emitir la tarjeta en el país.





parlamentario