Bancos del MAE preparan proyecto para tener su propia Caja de Valores

Desde las entidades financieras argumentan que la entidad que administra la operatoria del Merval tiene una estructura ineficiente. Poner en marcha una nueva entidad depositaria demoraría al menos un año. En la Caja están dispuestos a bajar los costos para seguir siendo la única entidad del sistema y apurar la instrumentación del sistema Millenium. Una competencia puede afectar el valor del B&MA.

Bancos nucleados en MAE (impulsados por los del exterior) preparan su propia Caja de Valores: "La del Merval tiene una estructura ineficiente y con mucha menos gente se puede manejar, ya que la Caja tiene un costo de estructura muy alto y no están dispuestos a reducirlo", se quejan, y en menos de un año podría estar lista su propia Caja. Desde ya, en un mercado tan chico, tener dos Cajas sería una locura, pero al parecer los bancos no se ponen de acuerdo con el Merval.
Los bancos no quieren pagar la estructura que tiene y dicen que una nueva resultaría mucho más barata. Se niegan a seguir manteniendo la ineficiencia de los agentes de bolsa. El tema es que los bancos concentran el grueso de la operatoria con MAE y el costo de la Caja es alto. El sindicato de bancos armaría algo más a medida, de forma tal de no cobrarse entre ellos por el depósito, lo que haría caer sensiblemente las comisiones.
La Caja de Valores es una pata importante en el cobro de comisiones del Merval y la Bolsa, con lo cual habría que ver cómo le puede llegar a pegar al B&MA. Desde el oficialismo se defienden: "No conviene una nueva porque ya hay una: hay fondos americanos que no pueden invertir en un país con dos Cajas. Se fragmentaría más el mercado y el regulador tendría menos control. No es nada fácil hacerla y los bancos no están acostumbrados a moverse por cuentas comitentes como lo exige la reglamentación de la CNV".
Todo depende de la reforma de la ley de mercado de capitales que arma CNV, para facilitar al MAE la apertura de la nueva Caja, al argumentar que la plataforma operativa es obsoleta y cara a nivel internacional. Para contrarrestar, la Caja puede apurar el anuncio tecnológico de la plataforma de Millenium. MAE apostaría a una plataforma totalmente operativa con Euroclear, para ser una suerte de apéndice de Euroclear en Argentina, para que el manejo de títulos sea mucho más barato, eficiente y seguro. "El principal escollo hoy es que no se pueden hacer operaciones algorítmicas, al no tener un programa que dispare órdenes de papeles argentinos porque el sistema es lento. Con Euroclear se puede comprar y vender títulos en una PC con un programa automático", apuntaron.
En la Caja subrayan que están sumando servicios y acotando costos, que se ajustarán: "De todas formas, la metodología de cobranza es distinta a la de otras depositarias en el mundo, y los costos son más altos por una cuestión de volumen de negocios. Estamos tratando de agilizar las operaciones y juntándonos con los bancos a ver qué necesitan, pero no es fácil hacer una depositaria".
Acerca de la estructura, se atajan al señalar que va acorde a los servicios que prestan: "Podés achicar en tanto y en cuanto no te afecte a los servicios, alguno servicios son más baratos que la región. Y Euroclear no tiene negociación, sino que es pura y exclusivamente una entidad depositaria".
Admiten que, de irse los bancos como clientes, les pegará en la rentabilidad, por cuanto el valor patrimonial y el flujo de ganancia será otro, por eso están en tren de profesionalizar y sistematizar cada vez más todos los procesos: "Pero hace tres años fue la última vez que se paró el sistema, y ya lo mejoramos. Ahora, si Argentina pasa a ser un mercado emergente, y pase a tener los volúmenes de Chile o Colombia, hay procesos que quizás haya que actualizarlos, pues se necesitará el sistema de Millenium, pero por ahora estamos bien".
"Para un mercado que opera apenas u$s 20 millones en acciones por día, sería descabellado, antieconómico y único en el mundo tener dos depositarias de valores para volúmenes insignificantes. Con ese criterio, Brasil debería tener 10 depositarias por los volúmenes que maneja. Sería una rareza más made in Argentina", protesta el dueño de una sociedad bursátil. 
Fuente: El Cronista