Para Kiguel, la tendencia lleva “lamentablemente” a una sobrevaluación del peso

El economista Miguel Kiguel dijo que no lo sorprendió la decisión del Banco Central de mantener las tasas de interés, pero aseguró que van a volver a bajar en cuanto la inflación caiga por debajo del 2% mensual.
 “Cuando salió el dato inflacionario del Congreso, que estaba en 2,9%, pensábamos que era difícil seguir bajando tasas. Hoy la tasa de interés está por debajo de la inflación. Estamos con tasas reales negativas nuevamente”, analizó el economista.
Además explicó que “se esperaba que para esta época la inflación este más cerca del 2%, con lo cual la tasa esté equilibrada en el 30%. El Central está viendo que la inflación no está bajando a la velocidad que ellos esperaban, y no quieren un sistema de tasas reales negativas”.
Además, consideró que si bien julio “estacionalmente es un mes difícil” la inflación está convergiendo al 2%.

“La tasa de interés va a volver a bajar. La pausa no me sorprendió dada las políticas del banco central, de metas de inflación, que quiere que la caiga al 2% mensual o menos”, aseguró.


Por otro lado, analizó las perspectivas del dólar en este segundo semestre, las consecuencias del Brexit y la “lamentable” sobrevaluación del peso.
“El dólar tuvo un salto luego del Brexit, estaba planchadísimo y saltó con eso. Pero resultó ser menos traumático a nivel internacional de lo que se esperaba. A medida que el mundo vaya considerando que el Brexit no es un problema serio para los commodities y los países emergentes, deberíamos volver a la situación anterior, que es el dólar bajando y el peso apreciándose”, indicó el economista.
En este sentido, consideró que “la tendencia es que la Argentina va a tener una moneda, lamentablemente, levemente sobrevaluada” y agregó: El ingreso de dólares que va a venir por el blanqueo agrava la situación. El problema de abril a junio fue la soja, ahora estamos en una pausa, después si empiezan a entrar los dólares del blanqueo esto va a poner presión al dólar hacia abajo".
Ante este contexto y la pregunta sobre si conviene invertir en Lebacs o en algún bono dolarizado, Kiguel respondió que “con estos niveles, las colocaciones en pesos son interesantes”. “Son decisiones dinámicas, pero en esta coyuntura en particular y con las expectativas de blanqueo e inflación, por ahora es mejor estar en pesos”, concluyó.