El avance del populismo amenaza la existencia de la eurozona Carlos Montero

La decisión del Reino Unido de salir de la UE ejercerá un lastre para el crecimiento de la eurozona para los próximos tres años, según el Fondo Monetario Internacional. El bloque de 19 miembros que utilizan el euro está en una "coyuntura crítica", y las soluciones temporales a los problemas de la moneda única han creado una situación "cada vez más insostenible".

Mientras que es poco probable que el Brexit por sí mismo extienda el terremoto político y económico por toda la zona euro, el FMI cree que los riesgos para las perspectivas económicas son firmemente bajistas

El Fondo revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento para la región al 1,6 por ciento para este año, 1,4 por ciento para 2017 y 1,6 por ciento para 2018.

Su previsión anterior, que preveía que el Reino Unido se mantuviera en la UE, era de un crecimiento del 1,7 por ciento durante los próximos tres años.

Estas previsiones vienen después de que la agencia de calificación Moody`s advirtiera que el aumento del populismo podría "poner en peligro la existencia" de la zona euro y la UE en un sentido amplio, si los movimientos anti-sistema prosperan antes de las elecciones en Alemania y Francia del próximo año.

"A largo plazo, el fortalecimiento potencial de estos movimientos podría tener consecuencias perjudiciales para la cohesión continua de la UE y la zona euro", dijo.

"La fragmentación de la UE también podría alentar a las tendencias proteccionistas en varios países, y por lo tanto desafiar seriamente, y en última instancia revertir, la creciente globalización de las últimas décadas... frustrar las perspectivas de crecimiento a largo plazo de las economías individuales y retrasar la mejora relativa de los países menos desarrollados".

Moody's rebajó su previsión de crecimiento para el Reino Unido al 1,5 por ciento este año y al 1,2 por ciento en 2017, desde las previsiones anteriores del 1,8 por ciento y 2,1 por ciento.

El crecimiento en la zona euro también será más débil, aunque se espera que el impacto del voto Brexit en la economía de Estados Unidos sea limitado.

El FMI dijo que la salida inminente del Reino Unido de la UE dañaría el comercio de la zona euro y daría lugar a una incertidumbre persistente en cuanto a su futura relación con el bloque.

"Una desaceleración en el crecimiento global también podría socavar la recuperación y aumentar la probabilidad de estancamiento", dijo el FMI en su última evaluación de la zona euro.

Los mercados financieros y la confianza empresarial también se verán afectados, mientras que el crecimiento más lento también implicará una inflación más débil en el corto y medio plazo.

El creciente euroescepticismo había creado divisiones políticas "duras" en el bloque, lo que dificulta cualquier "voluntad colectiva de tomar decisiones cruciales para una unión más fuerte", tales como hacer frente a la crisis de refugiados.

El alto desempleo, la escasez de inversiones, y el envejecimiento de la población van a perjudicar el crecimiento y ejercer presión sobre las finanzas públicas en los próximos años.

Mahmood Pradhan, jefe de la misión del FMI para la zona del euro, pidió a los 19 miembros de la eurozona que trabajen juntos para "restaurar la fe en la unión monetaria", impulsar incentivos a la contratación, y alimentar fondos para "proyectos de inversión comunes" en la energía y la integración de los refugiados.

El FMI también instó al Banco Central Europeo a intensificar su programa de flexibilización cuantitativa si la inflación continúa estando muy por debajo del objetivo del Banco de poco menos del 2 por ciento.

"La zona euro está en una coyuntura crítica. Los progresos realizados durante la fase aguda de la crisis y la recuperación no debe conducir a la complacencia de los retos subyacentes", dijo Pradhan.

Las autoridades deben aprovechar este momento para revertir la creciente ola de euroescepticismo y fortalecer la unión monetaria actuando juntos. Las medidas para solo salir del paso son cada vez más insostenibles.


Fuentes: The Telegraph
Carlos Montero
Lacartadelabolsa