AMIA: los familiares de las víctimas pronunciaron un duro discurso con críticas a la Justicia

La comunidad judía le reclamó hoy al Gobierno que la causa AMIA se convierta en una “prioridad del Estado”, durante el acto conmemorativo del mayor ataque terrorista de la historia argentina, perpetrado hace 22 años.
Durante la ceremonia en la que participó el presidente Mauricio Macri, Sofia Guterman, madre de una de las 85 víctimas del atentado a la AMIA, pronunció un duro discurso con fuertes críticas a la Justicia y al kirchnerismo.
Cuando la Justicia está ensangrentada y acepta la impunidad, no es justicia, es corrupción”, advirtió Guterman, que también cuestionó que en estos 22 años transcurridos desde el atentado de la mutual judía “todos los gobiernos prometieron mucho y resolvieron poco”.
En este sentido, Guterman celebró “la decisión del gobierno nacional de declarar la nulidad del pacto con Irán”, plasmado en el memorándum de entendimiento impulsado durante el gobierno de Cristina Kirchner, sostuvo que “si seguimos sin culpables tendremos un certificado de defunción para la causa” y expresó que “el negro humo” del atentado “aún sigue flotando y tapando la luz y la verdad”.
En el escenario montado frente a la sede de la AMIA, Guterman afirmó que “a 22 años del atentado, las hojas de los archivos de la causa AMIA, todas contaminadas, ya deben tener olor a viejo” y aseguró que en todo este tiempo la Justicia atravesó  “un proceso con más sombras que luces”.
Sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, exjefe de la Unidad Fiscal AMIA, aseguró que “es la muerte política más importante en los años de democracia” y pidió su esclarecimiento.
“Seguirá siendo una indeseable herencia para todo gobierno mientras no se sepa la verdad”, pronunció Guterman, que también cuestionó al gobierno de Cristina Kirchner al señalar que “hubo inhumanidad con su muerte” y que después de ella “se olvidaron de mandar a la familia del fiscal las condolencias”.
“Hubo inhumanidad con su muerte y hasta después de ella. No dijeron nada hasta cinco días antes de su muerte, pero después que éste efectuara su denuncia (contra la expresidenta) y apareciera muerto en su casa descubrieron que era el peor de los seres humanos. Hubo mucha inhumanidad al defenestrar su imagen y su honra”, reprochó Guterman.
Por último, cuestionó que el exministro de Defensa Agustín Rossi dijera que los kirchneristas se sentían perseguidos como los judíos durante el Holocausto, al señalar que “a los judíos los persiguieron por ser judíos, no por ser corruptos y ladrones”.