5 preguntas que tenés que hacerle a tu cirujano antes de ponerte implantes mamarios



Existe una gran cantidad de información acerca de la cirugía de implantes mamarios. Sin embargo, muchas veces los pacientes no pueden distinguir cuáles son las cuestiones claves para elegir qué tipo de operación, dónde y quién conviene que la realice.  “Hay que tener en cuenta que la persona que elige el paciente trabajará sobre su cuerpo, por eso se debe conocer a fondo  con qué herramientas y productos opera”, apunta el médico cirujano Dr. Néstor Vincent. A continuación, el especialista detalla 5 cuestiones fundamentales que hay que preguntarle al cirujano antes de someterte a una intervención de colocación de implantes mamarios.

¿Qué producto vas a usar?

Los implantes mamarios están compuestos por una cubierta de siliconas flexibles y rellenas con diferentes materiales, siendo los más comunes el gel de siliconas y la solución salina. Cada material de relleno tiene ventajas y desventajas, siendo las principales ventajas de la primera la consistencia de la silicona y de la segunda la inocuidad de la solución salina en caso de filtración o ruptura de la cubierta. Es en la consulta con el profesional cuando se determina cuál es el mejor de acuerdo a cada caso. Algunos datos: un implante creado en 1961 vale 15 mil pesos, resiste 30 mil compresiones, es de textura lisa y dura 6 años. Uno creado en 1983 vale 17 mil, resiste 100 mil compresiones, es de textura rugosa y dura 10 años, estimativamente (puede variar de acuerdo a la rutina de la paciente, por ejemplo, si es deportista, puede que ese tiempo disminuya). El implante de última generación que fue creado en 2001, en cambio,  vale 29 mil pesos, pero resiste 2 millones de compresiones y dura 80 años. Éste último material tiene 5 capas y es, por supuesto, el más recomendable. “Cuando se trata de un producto que formará parte del cuerpo, ahorrar resulta contraproducente. En primer lugar, por los riesgos que puede conllevar para la salud, y en segundo, porque un implante de calidad inferior dura menos y en el largo término exige una segunda intervención quirúrgica”, señala el Dr. Vincent, fundador y director de la Clínica Ciencia Estética Quirúrgica.


¿Cómo vas a trabajar?

Es necesario conocer a fondo el trabajo que realizará el profesional. Así, deberá conocerte y explicarte el paso a paso de la operación y cómo será la etapa previa y la etapa posterior. “La operación de implante mamario es como la realización de un traje a medida, no es un producto en serie, por eso es muy importante el intercambio que puedan tener el médico y el paciente antes y después de la intervención”, aclara el especialista. En ese sentido, el cirujano deberá observar y medir el cuerpo, evaluar características y problemas específicos de cada paciente.

¿Qué tecnología vas a usar?

Es importante conocer qué equipos va a usar el profesional que te va a operar. No es lo mismo una operación realizada con bisturí, con electro bisturí (que cauteriza al cortar), o con tecnología de última generación como el ultrasonido (que no corta, no hay derramamiento de sangre y separa las capas sin dañar el tejido).

¿Cuál es tu formación?

El médico que elijas debe estar preparado para la operación que te vas a hacer: buscá un profesional calificado y en lo posible titular de una sociedad. Esto te dará seguridad, ya que para estar frente a una sociedad los médicos deben rendir exámenes de idoneidad. Para más tranquilidad podés buscar un médico certificado (esto le exige al médico tener el título de una especialidad, luego rendir examen de idoneidad y luego ser titular). En Buenos Aires hay 2500 médicos de la especialidad pero solo 600 tienen el examen de idoneidad aprobado, es decir, pertenecen a la Sociedad.


¿Dónde me vas a operar?

El espacio donde se realizará la operación es de suma importancia. Para someterte a cualquier intervención quirúrgica y garantizar las normas de
seguridad y salubridad básicas tenés que elegir una clínica habilitada. Esto te dará la confianza de que los productos utilizados son aptos y de que el profesional trabajará en un entorno esterilizado. Además, te garantizará comodidad durante el post operatorio.

Acerca de la cirugía de implante mamario
 
Las causas que llevan a una mujer a aumentar el tamaño de sus mamas pueden ser variadas, desde un deseo de mejorar el contorno corporal, corregir una disminución de volumen post lactancia, balancear una diferencia de volumen entre mamas, hasta una reconstrucción post mastectomía. La cirugía se basa en la colocación de un implante (mal llamado prótesis) debajo de la glándula mamaria o del músculo pectoral dependiendo de las características corporales.
“La operación puede ser efectuada bajo anestesia local o general, y consiste básicamente en la colocación del implante en un bolsillo tallado entre la glándula mamaria y el músculo o debajo de éste. La incisión puede ser en la areola, el surco submamario o la axila. En estos lugares quedara una cicatriz que puede ser más o menos aparente de acuerdo a la reacción de la piel del paciente”, explica el Dr. Néstor Vincent. Así, la cirugía puede ser ambulatoria o con internación de un día. Además, puede ser necesaria la colocación de un drenaje aspiratorio por uno o más días y se mantiene un vendaje por 5 a 7 días.