https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

China manda un mensaje que los mercados no entienden Carlos Montero

China podría estar agravando sus propios problemas por la forma en la que sus líderes hablan de ellos. Siendo el crecimiento del país una gran preocupación para los mercados globales, los inversores están tratando de comprender la profundidad de los problemas económicos de China y entender lo que las autoridades están haciendo. 

Y la realidad es que es difícil discernir lo que realmente está pasando allí ya que siempre ha sido difícil medir su economía.

Antes de su visita a Estados Unidos que comenzó este martes, el presidente chino, Xi Jinping, dijo en una entrevista con The Wall Street Journal que la reciente intervención en los mercados de capital era necesaria o normal y que China todavía estaba en camino de transformar su economía.

Los comentarios de Xi no son nada nuevo y simplemente son una repetición de lo que otros funcionarios han dicho.

Muchos analistas ponen en duda que los líderes chinos tengan control sobre las maniobras de transición económica del país de una manera que no choque con mercados globales.

Es una combinación de pasos en falso que se suman a una gran cantidad de preocupaciones. Comienza con su intervención para frenar el descenso de los mercados de valores el año pasado.

Los cambios en las políticas en los últimos meses han confundido a los extranjeros que ya no saben cuáles son las intenciones de los líderes chinos, dice Evelyn Cheng en la CNBC. "Algunos creen que no podrá manejar correctamente la transición desde una economía manufacturera a  un sistema orientado al consumidor.

"La clave es reconocer que estamos pasando por una transición estructural", dijo Arthur Kroeber, jefe de investigación de GaveKal Dragonomics. "Y el problema que tenemos es que los datos de la parte mala de la economía están agudizándose. Los datos sobre el sector servicios son mucho mejores, pero más difusos."

La mayoría de los informes económicos todavía se centran en aspectos relacionados con el sector manufacturero de la economía, como el uso de la electricidad y el índice de precios al productor. Datos como el PMI Caixin no manufacturero proporcionan algo de luz sobre los servicios, que siguieron manteniéndose por encima de la línea de contracción/expansión de 50. El PMI manufacturero cayó por debajo de esa línea.

El crecimiento en el sector de servicios ha superado al del sector manufacturero en el último año y medio, según los últimos datos recopilados.

En medio de esta transición, las preguntas también rodean la exactitud de los informes sobre el crecimiento del PIB chino. La cifra oficial es del 7 por ciento, la lectura más baja en más de dos décadas

En un informe del martes, el Banco Asiático de Desarrollo redujo su pronóstico para el crecimiento chino en 2015 al 6,8 por ciento desde el 7,2 por ciento anterior. Otras estimaciones de los analistas van desde 2 a 4 puntos porcentuales menos.

La desaceleración del crecimiento puede ser una vieja historia, pero los mercados continúan reaccionando cada día.

El impacto específico de la desaceleración del crecimiento de China sobre sus vecinos asiáticos es otro problema. Por ejemplo, un descenso de 0,2 puntos porcentuales en el crecimiento de la República Popular China, hace que el crecimiento de Mongolia descienda un 2,7 por ciento, mientras que para Kazajstán el impacto es de un 0,5 por ciento.

Según la transcripción de su entrevista con The Wall Street Journal, Xi dijo que los problemas sobre la economía están "en curso de progreso."

"Los inversores llegarán a un juicio justo si tienen una comprensión completa de los avances de China en el desarrollo económico desde el inicio de la estrategia de reformas y apertura, que China ha formulado recientemente para asegurar un crecimiento sostenido y estable, y de los datos y tendencias relevantes en el desempeño económico de China", dijo Xi.

Pero la base del régimen comunista es que nadie tiene derecho a saber nada.

Las autoridades chinas están muy preocupadas por la protección de la información, algo que está poniendo muy nerviosos a los inversores."
 

Fuentes: Evelyn Cheng, CNBC
Carlos Montero
Lacartadelabolsa