EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

50º COLOQUIO ANUAL DE IDEA / Viernes 24 de octubre de 2014 Eugenio Burzaco

Eugenio Burzaco: “El avance del narcotráfico pone a la Argentina a un paso de Colombia y México”

El ex jefe de la Policía Metropolitana Eugenio Burzaco advirtió que si la Argentina no combate en serio el avance del narcotráfico está “muy cerca” de caer en un escenario similar al de Colombia y México, porque “dejó de ser un país de tránsito para convertirse en otro de producción y alto consumo”.

Burzaco señaló que las estadísticas reflejan un claro crecimiento no sólo en la penetración del narcotráfico en la Argentina sino un incremento exponencial del consumo que genera un “cambio en el modelo de negocio”.

Por ello, propuso crear una Oficina Nacional de lucha contra el crimen organizado que ponga la lupa sobre el narcotráfico, el tráfico de personas, de armas y el lavado de dinero”, mientras que otra acción que propuso Burzaco es accionar sobre los bienes económicos del narcotráfico.

“Tenemos que actuar sobre los bienes de los narcos, golpearlos donde más le duele. Quizás debamos pensar en una ley civil de decomiso”, subrayó, y reclamó “leyes más eficaces para mejorar la lucha contra el Lavado de dinero, y crear una nueva norma sobre control del espacio aéreo y profundizar las tareas de inteligencia que en la actualidad, según su mirada, “está segmentada en varios organismos que ni siquiera comparten la información”.

El CEO de Seguridad Integral Templar también denunció que en las dos últimas elecciones nacionales y en varias a gobernador, la “peligrosa” presencia de aportes a las campañas políticas, de dinero del narcotráfico.

Burzaco criticó “la falta de datos, ocultos para intentar bajar la exposición del avance de la droga en la Argentina”, y reclamó la necesidad de una política de Estado que se sostenga en leyes efectivas y la creación de un observatorio que permitan realizar un “trabajo intenso, en conjunto con países de la región y de control de la eficacia de la acción de la justicia”.

“En una década, las causas por drogas se duplicaron y sigue creciendo. El decomiso se incrementó 800%, con el dato que allí se encontró más pasta base que cocaína. Argentina está detrás de Colombia, México y Bolivia en decomiso de cocinas de pasta base”, graficó Burzaco.

Planteó que en el país se duplicó el nivel de consumo, acercándose a países “maduros” como España, Holanda y Estados Unidos, y eso “provoca que existe al menos una generación de consumo que cambia el modelo de negocio”.

“El negocio está generalizado y eso genera más violencia, con 70% de la causas son de tráfico y solo el 30% es por consumo”, afirmó. En sus exposición en el panel “Narcotráfico: de la noticia a la acción” en la tercera jornada del 50º Coloquio de IDEA, Burzaco se mostró muy preocupado por las “fronteras blandas” de la Argentina y la falta de radarización que genera un “espacio fácil para el ingreso de la droga y armas”.

Las consecuencias de este escenario, donde además hay una fuerte presencia de carteles de la droga en la Argentina que actúa ganando espacios lavando dinero en campañas políticas y en la corrupción de integrantes de estamentos del estado, se suma la “favelización de regiones o sectores de la sociedad”.

“Este avance del narcotráfico hizo crecer el delito y la violencia. En Rosario la tasa de homicidios es más alto que en Bogotá, Ciudad de México o San Pablo, con peleas entre grupos narcos para dominar el territorio”, analizó Burzaco.

En un estado similar hay varios sectores del Gran Buenos Aires, planteó el experto y advirtió que el crecimiento de la droga también juega un rol importante en las economías regionales donde desplaza a la economía formal.

“También coopta jueces, policía, políticos, empresarios, porque es parte de su operatoria y pone en riesgo la soberanía estatal”, alertó.

Ante un problema tan generalizado, Burzaco afirmó que “aún estamos a tiempo” de encontrar soluciones que en primer lugar es “ponerlo en primer lugar de la agenda de los gobiernos y hacernos cargos del problema”.