https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Rebote sin mucho entusiasmo tras el desplome de ayer El Euro Stoxx 50 sube un 0,18 por ciento

Las bolsas europeas consiguieron cerrar en positivo después de los buenos datos del sector inmobiliario en Estados Unidos que había perdido cierto empuje en los últimos meses. Sin embargo, los datos de confianza del consumidor restaron empuje a la recuperación final.

La construcción de nuevas viviendas en Estados Unidos subieron en abril al ritmo más rápido en cinco meses, aumentando un 13,2% a una tasa anual ajustada estacionalmente de 1,07 millones, liderada por la categoría de apartamentos, mientras que los inicios de casas unifamiliares repuntaron ligeramente. El resultado de abril superó las expectativas de los economistas de 980.000, en comparación con una tasa estimada originalmente de 946.000 tasa en marzo. Los permisos de construcción, un signo de la demanda futura, aumentaron un 8% en abril a una tasa anual de 1,08 millones de dólares, el ritmo más rápido desde junio de 2008, gracias a los apartamentos.

Sin embargo, unos datos de confianza del consumidor por debajo de lo esperado frenaron el impulso alcista por la tarde.

La confianza del consumidor de la Universidad de Michigan descendió en mayo a 81,8 frente a 84,1 anterior y defraudando las expectativas de 84,5.  Condiciones actuales 95,1 vs 99,0 esperado, la lectura más baja desde noviembre. Expectativas 73,2 frente a 74,7 anterior.

Las acciones retrocedieron y los bonos EEUU subieron ayer después de que los datos mostraran una inesperada caída en la producción industrial de los EE.UU. y un crecimiento económico en la eurozona por debajo de lo esperado.

"El mercado no tiene muchos catalizadores alcistas en estos momentos", comentaba un trader de la bolsa de Frankfurt. "Los resultados del primer trimestre no han sido tan impresionantes y han llegado a ser bastante mixtos. En cuanto a los mercados de EE.UU., probablemente estemos viendo una pausa después de que alcanzaran niveles récord".

El mercado de acciones portugués extendía las caídas por cuarta jornada consecutiva por la mañana ante las preocupaciones sobre la economía del país, pero consiguió cerrar en positivo ante la entrada de cazagangas por la tarde.