https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

UN TANGO BIEN APRETADO PARA LOS PILOTOS DE CITROËN

Con más de 200 kilómetros cronometrados, la primera etapa del Rally de Argentina se anunciaba particularmente difícil. Y lo fue. Cobrando cada vez más potencia, Sébastien Loeb y Daniel Elena lograron ubicarse en el primer lugar de la carrera, al promediar los tres cuartos de la jornada. El balance es excelente para el equipo Citroën Total World Rally Team, ya que Mikko Hirvonen y Jarmo Lehtinen están segundos, a una décima de segundo de sus compañeros de equipo.
El rally comenzó el jueves por la noche con una primera pasada en la Sùper Especial de Villa Carlos Paz. Los pilotos del CITROËN TOTAL WORLD RALLY TEAM, que decidieron conservar su cuota de neumáticos blandos para los cronos largos, recurrieron a los Michelin Latitude Cross duros. No fue una buena elección, ya que Seba y  Mikko concedieron 10 y 13’’, respectivamente, al mejor tiempo.
Después de una noche corta, la carrera se reanudó con una asistencia programada a las 5:45 hs. La mañana del viernes se articuló en torno a dos largos tramos: La Pampa/La Pampa (37,51 km) y Ascochinga/Agua de Oro (51,88 km). Dado que preveían condiciones húmedas, los equipos optaron por los neumáticos blandos. La lluvia y la neblina finalmente no se hicieron presentes, pero esa opción seguía siendo la mejor, según los pilotos.
A pesar de haber hecho un trompo, Sébastien Loeb logró, desde el comienzo, el mejor tiempo de la ES2. En el tramo siguiente, el óctuple Campeón del Mundo perdió 26’’de golpe: “Hice otro trompo, dos veces. La segunda vez, tuve que maniobrar varias veces antes de poder volver a arrancar. En general, tenía que luchar con un auto demasiado sobrevirante en las curvas cerradas. Vamos a volver atrás con los ajustes.”