https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Otro aporte de Fiat a la especie urbana


El Fiat Uno tres puertas hace alarde del eficiente motor Evo 1.4 y de un andar confortable. Práctico, maniobrable y con buen despeje, resulta una atractiva opción para moverse en la ciudad.
Con un diseño revolucionario y absolutamente distante al de su antecesor, el nuevo Uno irrumpió en escena portando la chapa de novedoso. Y realmente lo fue en su momento y lo sigue siendo aún, porque la gente lo mira y bastante. Esta nueva generación (en realidad se trata de un auto completamente nuevo aunque mantiene el nombre) llegó inicialmente con la carrocería de cinco puertas y en tres versiones de equipamiento: Attractive, Sporting y Way. Con esa oferta, Fiat salió a captar la atención del público que busca un auto económico, moderno y práctico para la ciudad. Pero sabido es que la marca italiana tiene como política ofrecer la mayor cantidad posible de variantes en su portfolio, con la idea de responder a cada una de las necesidades. Siguiendo con ese precepto, y luego de lanzarlo en Brasil y presentarlo en el Salón de Buenos Aires, suma ahora a su gama esta versión de tres puertas, a la que vende en la opción de entrada Attractive, para “no dejar afuera” al cliente que busca un auto chico, con buena habitabilidad, funcional para la ciudad, y con una estética original, pero al cual su bolsillo no le permite acceder al de cinco puertas.

Así, hoy se puede afirmar sin temor a equivocación que la familia del nuevo Uno tiene a todos su integrantes en el país.

Mantiene la esencia

Salvo por la ausencia de las dos puertas traseras, el resto de la estética de la silueta no varía y como en materia de diseño todo es opinable, este Uno puede gustar o no, pero lo que queda fuera de discusión es la originalidad y gracia de sus líneas. Tiene personalidad, es simpático y por ende genera esa señal inequívoca de que no pasa inadvertido: una y otra mirada.

Tampoco varían las medidas: 3,77 metros de largo, 1,63 m de ancho y 1,48 de alto, con una distancia entre ejes de 2,37 metros. Esto hace que en materia de habitabilidad (correcta para la media del segmento) mantenga la comodidad en las butacas delanteras, así como las ajustadas plazas posteriores. Obviamente el acceso a este sector no es tan cómodo como en el de cinco puertas, sin embargo el deslizamiento de los asientos delanteros compensa en algo.

Por dentro tampoco cambia el estilo ni la distribución de los comandos. Es juvenil, agradable a la vista y los materiales –en líneas generales- no merecen grandes objeciones, más allá de que son rígidos en su totalidad. El velocímetro emula al del 500 y por ende es uno de los detalles salientes del ambiente.

El volante tiene tamaño y grip correctos, esto se combina con el amplio desplazamiento longitudinal de la butaca (y en altura en el caso de la unidad probada por e-cars) para brindar una postura de manejo elogiable.

El baúl, en tanto, cuenta con 280 litros de capacidad.

Su equipamiento

Debido a que es la opción de entrada de gama, su equipamiento de serie es bastante limitado. Entre lo más destacado figuran: aire acondicionado; apertura interna de baúl y tanque de combustible; volante con regulación en altura; dirección asistida; sistema de audio de frente desmontable con reproductor de CD, lector de MP3 y entrada USB. Es un buen equipo de audio, con muchas variantes en cuanto a ecualización, sin embrago su operación se torna un tanto compleja por el tamaño diminuto de sus teclas.

Para tener más, hay que acceder a alguno de los tres paquetes con opcionales que ofrece la marca, como en el caso de nuestra unidad que contaba con los packs Eléctrico (alarma, cierre centralizado, levantavidrios eléctricos delanteros y faros antinieblas por $ 1.600 más) y Casual (asiento del conductor regulable en altura, cenicero tipo vaso portátil, y tercer apoyacabezas trasero por $ 750 más). El tercer pack es el Seguridad, que contempla doble airbag frontal y frenos ABS, para el que hay que abonar $ 4.000 extra.

Hay opcionales libres como llantas de aleación, sticker para personalizarlo o pintura metalizada.

Motor

Al igual que el resto de la gama, esta nueva variante está equipada con el motor 1.4 de 8 válvulas Fire EVO, que entrega 85 caballos de potencia y posee un torque de 12,4 kgm a 3.500 rpm. Y como este Uno es apenas unos 11 kilos más liviano que la opción cinco puertas (884 kg frente a 895), la performance de ambos es prácticamente igual: supera los 160 CV y completa el 0 a 100 km/h en poco más de 13 segundos.


No es un propulsor para andar “picando” con ínfulas de pistero, sino desarrollado y puesto a punto para desenvolverse con solvencia en la ciudad. Y ese cometido lo cumple con creces, ya que es ágil, en gran parte por su asociación a la caja de cinco marchas de cortas relaciones. Ésta tiene un vástago de largo ideal, sin embargo su accionamiento es algo “gomoso” y en algún caso es necesario ejercer un poco más de presión para que el cambio finalmente entre.

En acción

El andar es confortable, una virtud que logra en base a suspensiones mullidas y neumáticos de perfil alto, 175/65. Con este conjunto, más el buen despeje del suelo, se las arregla muy bien para desplazarse por la ciudad sin sufrir el acoso de baches, empedrados, badenes o lomos de burro. Dinámicamente es un auto correcto, aunque lógicamente por la altura y el formato de la carrocería, la nota para calificarlo en ruta baja bastante respecto al de la urbe, también en cuanto a la insonorización, ya que el rumor del motor de 8 válvulas se hace sentir demasiado.

Conclusión

Un aspecto para objetar al momento de hacer los números es su acotada garantía de 1 año. Pero al margen de esto, el nuevo Uno se planta en este segmento con sólidos argumentos para disputar su porción con el Volkswagen Gol Power, el Renault Clio, el Ford Ka y el Chevrolet Celta. Además de su impronta estética tiene a su favor el precio competitivo, ya que parte de los 57.300 pesos, y si se le suman todos los opcionales, incluyendo el doble airbag, los frenos ABS, las llantas de aleación de 15" y la pintura metalizada, llega a 64.890 pesos.


A favor

Confort de marcha
Posición de manejo
Precio

En contra

Materiales mejorables
Garantía
Insonorización a altas velocidades

e-cars