https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La consultora que acertó el precio del dólar en 2022, ahora revela su proyección para este año

 Una consultora nacional acertó a inicios de 2022 el precio que tuvo el dólar oficial mayorista en todo ese año. Qué valor espera ahora para diciembre


Hace exactamente un año, en medio de un clima de volatilidad e incertidumbre, la consultora Econviews pronosticó que el dólar oficial iba a terminar el 2022 en $174,70, un precio muy similar al que finalmente registró en la realidad el último día hábil de diciembre. Por lo que ahora, las proyecciones que realizan estos economistas para fines de 2023 cobran un especial atractivo.

Es que el tipo de cambio mayorista cerró el 2022 a $177,16, apenas $2,5 por arriba de lo que estimó esta firma, que fue la consultora nacional que más se acercó a inicios de enero 2022 a la cotización que tuvo la moneda estadounidense 12 meses después.

En ese momento, Andrés Borenstein, economista y director asociado de Econviews le había dicho a iProfesional: "Los $174,70 son un nivel acorde a lo que veníamos estimando en los últimos meses, que representa una devaluación oficial que puede llegar al 70% en todo el año. Así, hay una alta probabilidad que, en algún momento, haya un salto discreto, aunque también podría darse con una devaluación en cuotas (crawling peg), impulsada por el acuerdo con el FMI".

En resumidas cuentas, al final se cumplió que la depreciación del peso fue 72% en el 2022, por lo que ahora los inversores se preguntan cuánto estima esta consultora que avanzará el precio del dólar mayorista en todo este nuevo año.

Precio de dólar oficial para fines del 2023

A la hora de conocer el pronóstico que hace Econviews para el precio del dólar oficial en el mercado mayorista, se puede observar que prevé que a fin de diciembre que viene se ubicará en torno a los $376.

Es decir, se estima que en todo el 2023 el billete estadounidense interbancario escalaría 112%, un nivel que supera a la inflación pronosticada para el mismo período, en torno al 100%.

El precio del dólar oficial para fin de 2023 está en la mira, sobre todo por el alza del blue y por la inflación.
El precio del dólar oficial mayorista para fin de 2023 está en la mira, sobre todo por el alza del blue y por la inflación.

Más allá de este nivel alto previsto para el dólar oficial, cabe recordar que, en el último informe internacional de FocusEconomics, algunas consultoras argentinas pronosticaron un valor incluso superior. De hecho, las proyecciones más pesimistas son de C&T asesores, que considera que la moneda norteamericana puede tocar hasta los $496 en diciembre.

"El panorama cambiario luce complicado para este 2023: la brecha se mantiene altísima, el tipo de cambio real acumuló el año pasado un atraso cercano al 12% y la sequía amenaza el ingreso de dólares. Todo ello implica que la tarea de acumular reservas será sumamente desafiante, y el Banco Central no se puede dar el lujo de atrasar aún más el tipo de cambio", concluye a iProfesional Isaías Marini, economista de Econviews.

En base a este complejo escenario, este experto agrega: "Esperamos que el ritmo de devaluación que hubo en 2022 se mantenga durante este nuevo año y que cierre diciembre a la par de la inflación, que proyectamos en 110%".

Dólar en alerta y la mirada en el blue

Cabe recordar que el dólar blue escaló en los últimos días para aproximarse a los $360, por lo que la brecha cambiaria que se establece con el tipo de cambio oficial mayorista ronda el 100%, un porcentaje que genera diversos desfasajes de precios y referencias. Sobre todo, por el fuerte cepo cambiario, que produce que muchas operaciones de comercio internacional tengan que apelar a los distintos billetes libres que cotizan en la plaza financiera y en el segmento informal.

Al respecto, el contado con liquidación y el dólar Bolsa (o Mep) se ubican en un piso de $335.Según los distintos economistas, el precio del dólar dependerá en los próximos meses de la cantidad de divisas netas con la que cuente el Banco Central para afrontar los diversos compromisos de pago. En especial, con lo que ocurra con los ingresos que generará la liquidación cosecha gruesa en un marco de profunda sequía.

También pesará el apetito dolarizador de los ahorristas frente a las señales políticas y económicas que perciban por parte del Gobierno, en pleno año electoral.-



iprofesional