https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El inicio del 2023 marca una nueva escalada contra la Corte y nuevas señales de batallas políticas

 Apenas iniciado el 2023, año electoral, el oficialismo ratificó como principal tema de su agenda la ofensiva sobre la Corte Suprema de Justicia. Alberto Fernández anunció que el oficialismo motorizará un juicio político a los integrantes del máximo tribunal, que volvió a ser cuestionado con dureza por Cristina Fernández de Kirchner. La oposición reaccionó con fuertes respuestas y todo indica nuevas batallas, que extenderían la virtual parálisis del Congreso.

El Presidente difundió una carta el primer día del año para defender su gestión y agregó como único anticipo la decisión de impulsar el juicio político al titular de la Corte, Horacio Rosatti, e impulsar la investigación de los otros tres integrantes del tribunal supremo. Unas horas después, desde el Gobierno señalaron que el pedido de juicio incluirá a los otros tres miembros del cuerpo, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

El texto presidencial sostuvo que el pedido se apoya en el conflicto por el Consejo de la Magistratura y la resolución de la Corte -aún no de fondo- que repone parcialmente los fondos de coparticipación recortados a la Ciudad de Buenos Aires.

Unas horas después, en mensajes por Twitter, Cristina Kirchner volvió a cargar sobre la Justicia y sostuvo que se trata de “lawfare, partido judicial o simplemente mafia”.

El oficialismo no tiene posibilidades ciertas de imponer el juicio político, que como mecanismo exige los dos tercios de los votos para avanzar con la acusación en Diputados y una mayoría igual de especial para realizar el juicio en el Senado. En cambio, podría imponer la mayoría simple en la Comisión pertinente de la Cámara baja, como escenario político.

Desde la oposición en general y no sólo desde Juntos por el Cambio quedó claro de inmediato el rechazo al intento del oficialismo.

El jefe del bloque radical de diputados, Mario Negri, sostuvo que el anuncio del Presidente expresa un “apriete infame” sobre la Justicia y en términos similares se pronunciaron el titular del bloque de la CC, Juan Manuel López, y el ex diputado del PRO Waldo Wolf, que acaba de sumarse al equipo de Horacio Rodríguez Larreta.

También marcó su posición el diputado Alejandro “Topo” Rodríguez, que criticó sin vueltas la movida oficialista. Representa el rechazo del interbloque que integran peronistas críticos del Gobierno y socialistas santafesinos. También los “libertarios” se muestran críticos.

Con ese telón de fondo, se profundiza el clima de tensión que paraliza al Congreso. Y las batallas políticas van en sentido inverso al anuncio de convocatoria a sesiones extraordinarias. El Gobierno, y en especial Economía, hablan de impulsar un temario con proyectos tales como un nuevo blanqueo, moratoria previsional, impulso al sector agroindustrial y aumento de algún impuesto para atender el mayor giro de fondos a la Ciudad de Buenos Aires.