https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Uno de los mejores indicadores bursátiles tiene raras buenas noticias para los inversores

 Es alcista para el mercado de valores que la asignación de acciones de una familia promedio haya disminuido tanto como lo ha hecho. Me refiero a un indicador que su creador, el autor anónimo del blog Philosophical Economics , denominó "El mejor predictor individual de los rendimientos futuros del mercado de valores".

La asignación de una cartera de una familia promedio a acciones es un indicador contrario, con asignaciones más altas correlacionadas con rendimientos más bajos del mercado de valores y viceversa. De acuerdo con las pruebas econométricas a las que sometí este y otros indicadores de valoración, tiene uno de los mejores, si no el mejor, historial al pronosticar el rendimiento total real del mercado de valores durante la década siguiente.

Hay otros signos contrarios con el mismo resultado. Los inversores institucionales en los últimos 12 meses han invertido significativamente más dinero en fondos de acciones de EE.UU. que lo que han sacado los inversores minoristas. Y es raro que el mercado de valores caiga durante dos años seguidos, lo que sugiere que 2023 podría ser un año importante para el S&P 500 después del mercado bajista de este año.

Esta asignación de capital familiar promedio alcanzó su máximo histórico y, por lo tanto, su postura más bajista, con un 51,73% en marzo de 2000, el mes de la cima de la burbuja de Internet. Todos recordamos lo que pasó después.

Ese indicador estuvo casi tan alto hace un año, en diciembre de 2021, en 51,66%. Desde la fecha de dicha lectura, el Vanguard Total Stock Market ETF - cuyas 4.026 acciones representan el conjunto del mercado estadounidense - ha perdido un 19,9% de su valor.

El indicador se actualiza cada trimestre, e incluso entonces con un retraso de varias semanas. Hace dos semanas la Reserva Federal dio a conocer los datos del tercer trimestre que son las entradas al indicador, y su último valor es 43,62%. Si bien esta lectura más reciente todavía está por encima del promedio histórico, ya no implica un rendimiento total real negativo para el S&P 500 durante la próxima década. En cambio, proyecta que el mercado de valores superará la inflación en un promedio de 0,6% anual.

Superar la inflación en menos de un punto porcentual puede no parecerle algo del otro mundo. Pero esta es la primera vez desde el comienzo de la pandemia que el indicador proyecta un rendimiento positivo.

Además, no me sorprendería si el mercado de valores durante la próxima década supera este rendimiento proyectado. Eso se debe a las circunstancias particulares que causaron que el indicador cayera tanto durante el año pasado. Durante un mercado bajista típico, la asignación de cartera del hogar promedio a acciones disminuirá más o menos automáticamente a medida que las acciones pierdan terreno y los bonos aumenten de valor. Cuando eso sucede, los inversores no necesitan vender ninguna de sus acciones para que esta asignación promedio disminuya.

En el mercado bajista actual, por el contrario, los bonos se han comportado tan mal como las acciones, si no peor. Como resultado, la disminución en la asignación de acciones del hogar promedio el año pasado se debió en gran parte a las ventas reales de acciones. Desde un punto de vista contrario, esas ventas tienen un significado mucho más alcista que la disminución en las asignaciones de acciones que se produce cuando las acciones caen y los bonos suben.

- Qué dicen estos ocho modelos de valoración

La siguiente tabla enumera los ocho indicadores de valoración que destaco en este espacio todos los meses. No tengo conocimiento de ningún otro que tenga antecedentes históricos superiores. Como es el caso de la asignación de capital del hogar promedio, muchos de los otros indicadores en la tabla también se han retirado de los extremos de sobrevaluación a finales de 2021.

(fuentes, Mark Hulbert - MW)



capitalbolsa