https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los “fertilizantes verdes” comienzan a descarbonizar alimentos en la Argentina

 La compañía noruega Yara junto con “El Parque Papas”, uno de los principales productores de papas del país, firmaron un convenio para producir alimentos con menos huella de carbono. Walter Hernández, titular de la empresa papera, viajó esta semana a Oslo, para conocer la sede principal de Yara y las fábricas donde se producirá esta nueva generación de fertilizantes.

 

 

El 1 de diciembre, en Yara Noruega, se firmó un compromiso de trabajo con uno de los productores de papa más grandes de Argentina, “El Parque Papas”, para el suministro de “fertilizantes verdes” (sin utilización de combustibles fósiles en su producción). Se trata del segundo acuerdo de este tipo del mundo y del primero firmado con una empresa agrícola privada, ya que el anterior había sido suscripto con una cooperativa sueca.

 

“El Parque Papas”, compañía creada en el año 2000 por el ex piloto de TC Walter Hernández, comenzó con sólo 50 hectáreas y hoy ya está trabajando 1.000 hectáreas de producción de papa para consumo fresco, bastones, chips y semilla, tanto para el mercado interno como para exportación.

 

A través de este proyecto, Hernández podrá reducir la huella de carbono de su producción, en hasta un 90% utilizando energías renovables (solar, eólica o hidráulica) y libre de combustibles fósiles. ¨Utilizar fertilizantes con emisión cercana a cero será un hito en el mundo, y nosotros queremos ser parte de ello. Haber sido seleccionado por Yara para formar parte de este proyecto me demuestra que, como empresa, vamos por el camino correcto¨ menciona el creador de El Parque Papas.

 

La compañía papera produce con tecnología de punta, no sólo en genética, sino también buscando reducir los impactos que genera su producción en el medio ambiente. Por ejemplo, para el funcionamiento de tractores utilizan combustibles que les permiten ahorrar el 25% de consumo, en tanto que los motores de riego que utilizan para irrigar sus lotes poseen diseños especiales para eficientizar la relación gasoil/hora/metro cúbico. Estas mejoras las vienen implementando desde hace ocho años con el objetivo de que los cultivos de papa tengan la huella de carbono más baja posible.

 

Consultado sobre el acontecimiento, Walter Hernández señaló: “conocí a Yara a través de sus representantes comerciales y me llamó mucho la atención la calidad y trazabilidad de sus productos desde el comienzo. Asimismo, cumplieron en tiempo y forma con las entregas, lo que significó para mí un sello de seriedad de la empresa”.


Yara, por su parte, luego de identificar a este productor, por  sus características de sostenibilidad, profesionalismo y potencial de innovación, decidió presentarle el proyecto de “Fertilizantes Verdes”, que ahora se formaliza con este convenio y que comenzará operativamente a partir del año próximo.


“Alcanzar este resultado es el fruto de más de 7 años de trabajo junto a El Parque Papas. Empezamos probando algunos productos para maximizar el rendimiento por hectárea, siempre enfocados en el uso eficiente de nutrientes. Hoy la empresa utiliza nuestra solución nutricional, que ya tiene un menor impacto ambiental. El siguiente paso para seguir reduciendo la huella de carbono es utilizar los ‘Fertilizantes Verdes’ producidos a partir de energías renovables y libres de combustibles fósiles para lograr un gran impacto sin hacer cambios en las prácticas habituales de producción”, afirma Josefina Omaña, manager del proyecto en Argentina. “Para mí es un gran logro ver los resultados de tanto trabajo reflejado en este convenio y creo que será un hito en la historia de Yara, El Parque Papas y ¿por qué no? del mundo”, concluye.



Acerca de Yara

 

Yara hace crecer el conocimiento para alimentar al mundo de manera responsable y proteger el planeta. Apoyados en nuestra visión de un mundo sin hambre y el planeta respetado, seguimos una estrategia de crecimiento de valor sostenible, que promueve soluciones de nutrición de cultivos amigables con el ambiente y soluciones energéticas con cero emisiones. La ambición de Yara se enfoca en construir un futuro alimentario positivo para la naturaleza, capaz de crear valor para nuestros clientes, accionistas y la sociedad en general, y que proporcione una cadena de valor alimentaria más sostenible.

 

Para lograr esta ambición, hemos tomado la iniciativa en el desarrollo de herramientas digitales para la agricultura de precisión, y trabajamos muy estrechamente con socios a lo largo de la cadena de valor, para mejorar la eficiencia y sostenibilidad de la producción de alimentos. A través de nuestro enfoque en la producción limpia de amoníaco, nuestro objetivo es habilitar la economía del hidrógeno, impulsando la transición verde del transporte marítimo, la producción de fertilizantes y otras industrias intensivas en energía.

 

Fundada en 1905 para resolver la hambruna emergente en Europa, Yara ha establecido una posición privilegiada como la única empresa global de nutrición de cultivos en la industria. Operamos un modelo de negocio integrado por alrededor de 17.000 empleados y operaciones en más de 60 países, con una trayectoria de sólidos rendimientos. En 2020, Yara registró ingresos por USD 11,6 mil millones.