https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Esta vez 50 puntos, pero la Fed no se permite aflojar

 Mercado internacional


Ante ascensos moderados durante la mañana, el mercado se posicionó en vistas de la decisión del comité de la Reserva Federal de EE. UU. sobre la tasa de interés. Con un nuevo dato de inflación que repitió cifras más convenientes a las estimadas, mejores expectativas acompañan la idea de que la FED pueda congelar su dureza en política monetaria, aunque luego de un rally positivo inicial que se desinfló en buena medida en la rueda de ayer, los riesgos recesivos no se disipan de Wall Street.

Según lo esperado, el aumento que se dio a conocer por la FED fue de 50 puntos básicos y corta una serie de cuatro alzas consecutivas de 75 puntos. Si bien no sorprende con una cifra fuera de lo previsto, Powell y su equipo no se corren de los objetivos de reducir de manera drástica la inflación y por el momento sería difícil ver una posición laxa del organismo, manteniendo firmeza en los aumentos de tasas a la par de los números económicos que vayan conociéndose hacia adelante.

De forma similar declaró Powell en conferencia, sin agregar ni quitar noticias que modifiquen bruscamente el escenario planteado desde la última reunión hasta la de hoy, con un empleo que se mantiene en condiciones estables y un escenario de tasas que también se mantendrá firme, en su modo contractivo y con decisiones reunión tras reunión. En este sentido, indicó que la política monetaria todavía no es lo suficientemente restrictiva e hizo foco en que lo importante no es la velocidad de incrementos, sino cuál será el nivel final. Por otro lado, señaló que el organismo seguirá reduciendo el stock de su hoja de balance.

Como generalmente sucede mediante conferencia de prensa de Powell, la volatilidad en los precios de mercado se profundizó y los principales índices cedieron a tal nivel que cambiaron de signo para posicionarse en números negativos a una hora antes del cierre de rueda. Una FED laxa por el momento es quitado de las variables y los riesgos de ver un desgaste mayor a lo esperado de la economía siguen en pie.

Mercado local

A diferencia del mercado referente, el local se plantó un tanto mejor en ciertas acciones. Si bien muchos de los precios en los activos locales mostraron bajas, el descenso del dólar CCL ejerció un peso sobre estas. Esto se puede notar en varios de los ADR cotizantes en la plaza neoyorquina que expusieron ascensos. Edenor, Loma Negra, Central Puerto son algunos de los ejemplos, mientras que Banco Macro, Pampa o Transportadora de Gas del Sur cotizaron de forma opuesta. En cuanto al índice Merval en pesos, la baja es alrededor de 0,7% una hora antes de su cierre. En dólares, el índice marca una ganancia del 0,4% con intenciones de cerrar el día a favor.

En cuanto a los bonos, los dolarizados vieron alzas de más del 1% a lo largo de toda la curva de legislación exterior, mientras que la local sufrió algunas bajas. Con relación a los bonos referentes, AL30 y GD30 expusieron 0,73% negativo y 0,43% positivo respectivamente en su plaza dólar local. Por su parte, los bonos en pesos indexados al CER también se apreciaron por completo. Tanto la parte corta de la curva como los de vencimiento más extensos.

Entre otros puntos, a través de una licitación el Gobierno busca renovar $410.000 millones de pesos. Por otro lado, el Banco Central compró más de $500.000 millones de dólares durante diciembre apalancado sobre la segunda temporada del dólar soja.






Javier Rava

Director


RAVA