https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El uso del carbón aumentó un 1,2% este año debido a la crisis energética mundial

 El precio del gas, y la necesidad de los europeos de responder a la demanda, llevó al mineral a una utilización promedio registrada en 2013 superando los 8.000 millones de toneladas. La transición energética tomará impulso sólo con intervención de los Estados.

El resurgimiento estuvo de la mano del elevado precio del gas generado por la guerra rusa contra Ucrania lo que obligó a que países como Alemania, Francia, Países Bajos, España, Italia, Grecia, República Checa, Hungría y Austria retrasen el cierre de sus centrales, reabriendo las ya clausuradas, para dar respuesta a la demanda interna.

El proceso se da mientras esas propias economías acentúan sus compromisos para acelerar la transición energética, del cual la República Argentina también forma parte. “El país colaborará con la descarbonización global mediante exportaciones de gas natural o de su variante GNL. Así vamos a contribuir con los procesos de transición energética de la región y del mundo”, dijo recientemente la secretaria de Energía de la Nación Flavia Royón en la VII Semana de la Energía organizada por OLADE.

Energía

En un escenario de grandes desafíos ambientales, idéntico proceso se da en Argentina al que sucede en Europa y parte de Asia: la utilización del carbón para generar energía. Yacimientos Carboníferos Fiscales Río Turbio (YCRT), la usina más austral del país, cerró el 2022 con la puesta en marcha del módulo I de la Termoeléctrica 240 MW “14 Mineros” entregando energía al Sistema Interconectado Nacional e inicia el 2023 con la clara apuesta para construir el módulo II.

“Se espera que el aumento del uso del mineral en Europa sea temporal, con una caída de la demanda en las economías avanzadas en los próximos años, pero manteniéndose sólida en las emergentes de Asia”, señaló en el último informe del año la AIE.

También se destacó que el 2022 concluirá con un incremento de alrededor del 1,2%, superando los 8.000 millones de toneladas en un solo año por primera vez y eclipsando el récord anterior establecido en 2013.

Crisis

La demanda fue “suficiente como para llevarla a un máximo histórico en medio de la crisis energética”, y pronosticó que este contexto seguirá en niveles similares en los años siguientes debido a la “ausencia de mayores esfuerzos para acelerar la transición a la energía limpia”, por lo que la tendencia actual se mantendrá estable hasta el 2025 con un fuerte rol de las “economías asiáticas”, región que mostró interés por el mineral que se produce en Río Turbio.

En otro orden, la Agencia Internacional de Energía puntualizó que los “precios del gas natural en medio de la crisis energética mundial provocaron una mayor dependencia del carbón para generar energía, pero la desaceleración del crecimiento económico redujo la demanda de electricidad y la producción industrial, y la generación de energía a partir de energías renovables ha alcanzado un nuevo récord”.

Fuente: Run Run Energético