https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Gobierno cierra el año con renovada tensión con la Corte y un intento de reactivar el Congreso

 El Gobierno decidió convocar a sesiones extraordinarias del Congreso y la semana que viene daría a conocer el decreto con el temario concreto. La lista estará centrada en temas económicos, según se dejó trascender, pero por ahora no hay señales de negociaciones serias con los diferentes espacios de oposición para sesionar. El mayor nivel de conflicto está planteado en Diputados y tiene origen en las tensiones con la Justicia. Es un tema no saldado y que podría agravarse como parte de la disputa con la Corte Suprema y la Ciudad de Buenos Aires.

Desde el círculo presidencial fue difundida la idea de buscar un acuerdo con la oposición para revertir el clima de quiebre político, especialmente con Juntos por el Cambio. Resultó llamativo luego de las últimas cargas sobre Horacio Rodríguez Larreta y el máximo tribunal.

Además, el ambiente volvió a enrarecerse luego de una nueva filtración ilegal de chats atribuidos al ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, en un intercambio de mensajes con Silvio Robles, vocero del presidente de la Corte, Horacio Rosatti.

En simultáneo, los bloques de diputados y senadores del oficialismo cargaron con dureza sobre el titular de la Corte y también contra Rodríguez Larreta. Todo indica, además, que esto renovará la ofensiva del kirchnerismo.

Con ese telón de fondo, resultó llamativo que, unas horas antes, fuentes cercanas a Alberto Fernández hicieran circular el impulso a un nuevo intento de acuerdo con la oposición, esta vez centrado el rubro del desarrollo energético.

Lo concreto, en cambio, sería la convocatoria para reactivar el Congreso. Y como se trata de llamar a sesiones extraordinarias, el temario se limita a proyectos definidos por el Poder Ejecutivo.

En principio, incluiría iniciativas que vienen postergadas, como el impulso al sector agroindustrial y una moratoria previsional, y otras anunciadas como intención, pero sin texto concreto.

En ese último punto serán enviados proyectos que según el Gobierno son necesarios para afrontar la restitución parcial de fondos de la coparticipación a la Ciudad, de acuerdo con los dispuesto por la Corte. Se habla de aumentar el impuesto a los juegos y extender el gravamen a las Leliq.