https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Economía: El FMI pide plan de ruta

 

Se vienen mese de pocos dólares

El Gobierno espera la llegada de US$ 5.900 millones el jueves, pero el Fondo quiere garantías.

Después de festejar el triunfo de la selección argentina, Sergio Massa tendrá otro motivo para celebrar el jueves.

La expectativa es que el FMI apruebe un desembolso de US$ 5.900 millones, un giro que permitirá cerrar las metas de reservas del 2022, previo a la sequía de divisas que atravesará la economía en el verano una vez concluido el dólar soja 2. Pero el respiro será breve: luego del receso por las fiestas, el staff empezará la próxima revisión en enero y ya quiere ver la hoja de ruta del primer trimestre de 2023.

En Washington miran con atención tres planillas del Ministerio de Economía. La más importante es la de los datos fiscales. En los últimos cinco meses hasta noviembre, el gasto se redujo un 18,8% interanual en términos reales, según la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). El freno en la obra pública le dio al Tesoro un margen de menos de 1 punto del PBI hasta fin de año para no superar el techo del 2,5% de déficit primario.

En el Palacio de Hacienda son optimistas, pero el Fondo teme un volantazo por la campaña.

«Como es un año electoral, prenden las alarmas en el plano fiscal, es normal. Históricamente, nadie baja el déficit en elecciones y ahi empieza la preocupación de ellos. Estamos cumpliendo, como venimos bien en diciembre y la próxima revisión es después, te hablan de 2023», explicaron en un despacho oficial, en donde confirmaron que la próxima revisión del período octubre-diciembre comenzará en las próximas semanas, a mediados de enero, por lo que preparan el déficit proyectado del primer trimestre de 2023.
Los técnicos quieren garantías de que el ministro no sucumbirá a las presiones internas del kirchnerismo y los gobernadores. Por el deterioro de los ingresos por la inflación, el Gobierno ya anunció un bono de $ 24.000 para los trabajadores privados que ganen menos de $ 184.000. Se sabe que el gasto se incrementa en el segundo y cuarto trimestre. Por ese motivo, la atención está puesta en los primeros tres meses del año próximo.

«Esperan que no adelantes mu cho el gasto por las elecciones», se sinceró una fuente oficial.

Los subsidios a las tarifas de energía es otro de los rubros monitoreado de cerca. En octubre, la partida creció un 60,7%, muy por debajo de una inflación interanual del 83%. El Gobierno debe explicarles como seguirá adelante con el ahorro en subvenciones, después de la suspensión de la revisión integral de tarifas prorrogada por decreto hace dos semanas y los cortes de luz, que generaron cruces con las empresas. El Fondo espera una mayor quita de subsidios y subas adicionales a las previstas a partir de marzo.

El otro punto en el centro de la negociación es la ayuda social. El organismo prevé una reducción de la asistencia del 0,7% del PBI en 2023, del 0,2% en las jubilaciones y 0,1% en las transferencias a las provincias. Esto significa una poda de $ 560.000 millones en los programas sociales. Todo un desafío, cuando el anuncio de un bono de $ 13.500 para los beneficiarios del Potenciar Trabajo ya generó fisuras: la oficialista UTEP marchó el viernes en la Ciudad y la semana próxima hará lo propio la opositora Unidad Piquetera.

Cerca de Massa creen que el FMI «se engolosinó» con el plan de estabilización iniciado en julio y advierten que no será fácil reducir el déficit primario del 2,5 al 1,9%, como prevé el Presupuesto 2023.

Desembolso de 5.900 son los millones de dólares que envía el FMI el jueves. Se cumple la meta de reservas.

Informe dela Fundación Mediterránea

Advierten por la desaceleración

De acuerdo con el economista Jorge Vasconcelos, de la Fundación Mediterránea, «la desaceleración del nivel de actividad se adelantó a las buenas noticias de una variación más moderada del índice de costo de vida .El indicador de actividad que elabora IERAL a partir de la trayectoria de los impuestos asociados al mercado interno muestra una caída desestacionalizada en noviembre de 0,8 % mensual, luego de una merma de 0,4 % en octubre, lo que anticipa contracción del cuarto trimestre en relación al tercero».

Vaconcelos advierte que en forma convergente, consultoras que monitorean ventas de productos de consumo masivo detectan para noviembre y lo que va de diciembre una caída de entre el 2 % y el 4 % en volúmenes, respecto de igual período del año pasado.

«La política monetaria ya no es expansiva como hasta mediados de año; las tasas de interés, de fuertemente negativas en el primer semestre han pasado a un andarivel cercano a la neutralidad; mientras que la política fiscal se ha moderado, con un gasto público que evoluciona por debajo de la tasa de inflación. Puede decirse que es una agenda razonable para evitar una espiralización de la inflación. El índice de noviembre de 4,9 %, valida esa percepción, con Alimentos y Bebidas subiendo 3,5 %».

Negociación. Georgieva y Massa. En enero se sientan a la mesa y el Fondo ya pide una mayor quita de subsidios en las tarifas.

Fuente: Clarín