https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN ESTAS FIESTAS


Las fiestas suelen ser un escenario permitido para excederse con la comida y la bebida. Y, si bien la idea no es restringirse, la propuesta es optar por otras formas y tiempos al comer. Elegir menús menos nocivos para el organismo e igualmente ricos y mucho más nutritivos.

Es habitual que, en esta época de reuniones familiares, se consuman alimentos muy elaborados, que en exceso pueden provocar mala digestión, acidez, pesadez, hinchazón, aumento de peso, entre otras intolerancias gastrointestinales. Claramente no se pueden controlar todas las situaciones, pero sí poder concentrarse en lo que podemos manejar.

Por ejemplo, guardar las golosinas en lugares que sean menos accesibles para no tentarse con tanta facilidad. Lo mismo con los snacks y las entradas. Se recomienda, además, comer algo liviano antes de ir a una fiesta, un refrigerio (como una porción de su fruta favorita).

Algunos consejos útiles para poder disfrutar sin abusar: 

  1. Comer un poco de todo lo que se ofrece, pero sin llenar los platos. Comer despacio y masticar bien los alimentos.
  2. Hacer todas las comidas del día. Evitar los ayunos el día anterior a las fiestas.
  3. Para las entradas es preferible que haya gran variedad de ensaladas y verduras como guarnición: ensaladas de varios colores; palmitos, tomates o verduras rellenas con atún al natural (no en aceite). Mariscos, fiambres (como lomito, jamón natural o pastrón, cuidando las cantidades porque son alimentos con sodio y grasa). Otra opción son pickles, hongos, huevos rellenos y kani kama.
  4. Elegir carnes magras: como pavo, pechuga sin piel, peceto, lomo, colita de cuadril, vacío, tapa de asado y matambre. Se pueden hacer al horno en escabeche, asado o brochette con verduras. Evitar carne de cerdo.
  5. Es mejor si tratamos de acompañar todo con pan.
  6. Las papas con huevo o perejil, ensalada rusa, arroz o pastas son mejor como guarnición y no como plato principal.  
  7. Utilizar mayonesa, cremas, quesos y aderezos light.
  8. Cocinar sin sal.
  9. Para los postres y mesa dulce: optar por frutas frescas para ensaladas de frutas, helados de agua o light. Es mejor servirse un plato chico o porciones reducidas. Por ejemplo, un puñadito de frutos secos, 1 porción de pan dulce. Evitar los confites y chocolates. 
  10. Bebidas: optar por bebidas light o agua. Preparar tragos y bebidas sin alcohol como frutilla licuada con jugo de naranja, licuado de durazno con almíbar de conservas light, clericó light con gaseosa lima limón, jugo de manzana y ensalada de fruta. No más de 2 copas de alcohol. 

Con el asesoramiento de Fabiana Bardeci (MN 3164 - MP 931)

Licenciada en Nutrición Deportiva de

DIM CENTROS DE SALUD