https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

A DOS AÑOS DE SU CREACIÓN, CONFIAR RECLAMÓ POR MEDIDAS QUE CONTRIBUYAN A POTENCIAR LA INDUSTRIA Y LAS EXPORTACIONES DE UN SECTOR QUE PUEDE ATRAER 7 MIL MILLONES DE DÓLARES EN INVERSIONES


Este año, además, el evento fue carbono neutral gracias a la gestión de The Carbon Sink, que midió la Huella de Carbono y, con el resultado en toneladas de C02 equivalente, compensará las emisiones mediante créditos de carbono del Proyecto Corredor de Los Cedros de GMF Latinoamericana, en la ecorregión de las Yungas-Jujeñas.

Con la presencia de destacadas figuras del ámbito político - como el Dr. José Ignacio DE MENDIGUREN, secretario de Industria y Desarrollo Productivo y la directora de Desarrollo Foresto Industrial Sabina Vetter, así como autoridades nacionales y provinciales vinculadas al sector forestal y foresto industrial, empresarios, profesionales, todos protagonistas de un área productiva que tiene exportaciones por 550 millones de dólares y genera 100 mil empleos directos, se dieron cita anoche en la reunión anual de CONFIAR.

Ya con dos años de vida, el Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) conformado por la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP); Asociación Forestal Argentina (AFoA); Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA); y la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) realizó anoche su ya tradicional encuentro en los salones del Comando de Remonta y Veterinaria del Campo Argentino de Polo con la participación de funcionarios del gobierno, empresarios y representantes de las cámaras del sector.

En estos dos años de gestión, el Consejo ha estado presente y activo en numerosas ocasiones. Ya sea a través de reuniones virtuales y presenciales con las más importantes autoridades políticas del país. Con presentaciones de notas y pedidos sobre temas de alto impacto para el negocio de cada parte del Consejo tal como el financiamiento de la promoción forestal y legislación necesaria para promover la inversión en la industria y avanzar en temas de competitividad y sustentabilidad.


El primero en tomar la palabra fue el presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), Román Queiroz, quien señaló que “hoy tenemos como principales problemas la falta de divisas para poder importar. La industria padece ahora falta de insumos para importar y sabemos que es un tema no fácil de resolver. El paso próximo es ver cómo articulamos las necesidades de las industrias que requieren insumos para producir en reemplazo de los bienes finales. Además, se necesitan rever los derechos de exportación, ya que hoy hay muchos productos que están pagando hasta cuatro y medio por ciento de derechos de exportación, lo que claramente achica mucho el margen. Queiroz también reclamó por una nueva “Mesa Forestal Nacional, pa ra poder debatir y compartir las problemáticas del sector, para poder explicar las necesidades del sector y tratar de buscar juntos las soluciones. FAIMA es una federación que agrupa a 28 cámaras en todo el país, somos un sector con mucha mano de obra y es importante que CONFIAR lleve nuestros reclamos al gobierno y abrir canales de comunicación para un mejoramiento de toda la cadena”.

Luego, el presidente de la Asociación Forestal Argentina (AFoA), Osvaldo Vassallo, aprovechó la alegría de ser campeones mundiales de fútbol y expresó su deseo de ser también campeones mundiales en el sector forestal y foresto-industrial. “Nuestros vecinos, Chile, Uruguay, Brasil y ahora Paraguay se animaron y ya están en las grandes ligas. Nosotros tenemos excelentes condiciones y también tenemos que animarnos porque tenemos con qué. Ya el Plan Estratégico que realizamos para el año 2030 muestra las oportunidades del sector en inversiones, empleos, divisas y crecimiento con especial énfasis en el aporte a la mitigación del cambio climático. Las cifras son elocuentes: 7 mil millones de dólares en inversión; 180.000 empleos, y reve rtir el histórico déficit del comercio internacional con exportaciones de 2,6 mil millones de dólares”. Y, destacó, otro aspecto fundamental: “el cambio climático brinda oportunidades para el sector forestal al poder colaborar en la mitigación y la carbono neutralidad. Pero también genera riesgos. La sequía y los incendios han producido importantes pérdidas forestales y en esto, nuevamente, tenemos que estar juntos. Se requiere más previsión e investigación para adaptarnos a las nuevas condiciones que se están dando para seguir siendo competitivos y reducir los riesgos que se presentan. Desde AFoA hemos colaborado a formar la Mesa de Carbono Forestal y la Red de Manejo del Fuego. Dos expresiones de esta nueva realidad. Hay nuevas oportunidades –como los mercados de carbono- pero debemos atender nuevos riesgos y estar preparados para ello. Y nuevamente, el diálo go y el trabajo coordinado y conjunto entre el sector privado –tal como estamos haciendo desde CONFIAR- y entre el sector privado y las ONGs y el sector público nacional y provincial es imprescindible. Completó su intervención invitando a participar del VIII CONFLAT y V Congreso Forestal Argentino que se llevará a cabo en Mendoza entre el 27 y el 30 de marzo próximo.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA), Osvaldo Kovalchuk, haciendo una analogía con la tecnología utilizada en el Mundial, consideró que es sumamente necesario replicar este modelo en el sector para mejorar los procesos de producción.  “Necesitamos crecer con tecnología aplicada en todos los procesos productivos. Si comparamos la tecnología de punta que se usa en los países más cercanos y comparamos con la nuestra, lamentablemente estamos atrasados. Hoy estamos ya en un contexto 4.0 o el internet de las cosas. Hay quienes piden importar maquinaria con 20 años de antigüedad. Esto es un error y va en contra de mejorar la productividad del sector . Hoy la tecnología 4.0 abarca todos los procesos de producción del sector y necesitamos incorporarla para poder competir y crecer. También necesitamos que el Estado apoye y active la aprobación de la SIRA (Sistema de Importaciones de la República Argentina) y, además, generar nuevos equipos de trabajo, para que se siga avanzando, que nuestras empresas e industrias puedan seguir creciendo, incorporando en tecnología e innovación, y así hacer que nuestro país siga creciendo con su gente, los recursos y la materia prima que tenemos”.

“Hace pocos días, se cumplieron 15 años de la inauguración de la primera planta de celulosa en Uruguay. Desde aquel momento hasta hoy, Uruguay está por instalar la tercera, con inversiones que representan 3500 millones por cada planta y un potencial exportador por 1.500 millones por año. La industria de la celulosa y el papel es el que aporta la mayor cantidad de divisas en la cadena, lo que permitiría nivelar la balanza comercial”, explicó Claudio Terrés, presidente de la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP). “Todo esto requiere un marco normativo, por lo que estamos proponiendo una Ley de Promoción de grandes proyectos foresto industriales que contemple aspectos como la exención a la Ley de Tierras para igualarnos con la región. De hecho, en los últimos años pasó un tren de desarrollo del sector foresto-industrial que produjo inversiones en Chile, Brasil y Uruguay de alrededor de 30.000 millones de dólaresAhora, se incluyó Paraguay en el grupo, con una inversión de 4,4 mil millones de dólares en una planta de biorrefinería. No podemos seguir esperando, tenemos que convocar a los gobiernos para generar proyectos para el desarrollo del sector”.


A continuación, se pudo escuchar al secretario de Industria y Desarrollo Productivo, Dr. José Ignacio DE MENDIGUREN, quien destacó la voluntad de colaborar y asistir en la conformación de un espacio de diálogo y crecimiento para el sector, que mostró como ejemplo en su conformación como cadena.  En su discurso, describió los vaivenes de la economía argentina desde el enfoque de un industrial y remarcó la necesidad de una estrategia nacional y regional para impulsar las diversas actividades y cadenas productivas. “Sin dudas, la falta de dólares y la inflación son dos temas que más nos convocan, pero si miramos un tiempo atrás y solo se veía una catástrofe económica, vemos que, a pesar de todo, pudimos trazar un camino que evitó u na crisis”. “Hemos podido, además, restablecer las relaciones con los acreedores, que ven un potencial de desarrollo único de nuestro país y vuelven a creer en nuestras proyecciones”.

Premio CONFIAR


En esta segunda entrega, el premio CONFIAR – destinado a reconocer anualmente a aquellas empresas que tienen a la sostenibilidad como eje de su negocio, con la convicción de que el sector forestal y foresto-industrial puede dar respuestas a la mitigación del cambio climático y dar opciones de desarrollo sostenible – fue para PAPEL PRENSA, destacando que sostenibilidad es también invertir para reconvertir la industria para responder a las necesidades del mercado y con ello,  mantener la producción y el empleo. 

Reconocimientos de AFoA

Por su parte, AFoA entregó sus tradicionales reconocimientos a la “Trayectoria Raúl Marsans” y a la “Excelencia Técnica Raúl Suarez”.  El primero de ellos fue para un profesional lleno de pasión, inspiración y motivación, el Ing. Agr. Vicente Domingo Dell’ Arciprete. Un apasionado difusor de la actividad forestal en nuestro país, que se desempeña desde hace más de 40 años como responsable de la Unidad de extensión y experimentación adaptativa, más conocida como Estación Forestal INTA 25 de mayo.

Luego, un legendario especialista, muy emocionado y con impecables 93 años, el Ing. Agr. M. Sc. (Australian National University) Luis Alberto Mendonza recibió el "Premio a la Excelencia Técnica Ing. Raúl Suarez". Luis tuvo que ver muchísimo con el cultivo del Eucalyptus grandis en la región de Concordia y en el resto de la Mesopotamia Argentina, particularmente en la provincia de Corrientes.