https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Si te soy sincero, estoy muy contento con estas caídas. No sé cómo estaré mañana”.

 Comenzábamos la sesión en las bolsas europeas con un débil cierre en los mercados asiáticos. ¿El motivo? La preocupación de los inversores ante el fuerte aumento de los casos de Covid en China que amenaza con nuevas medidas de restricción social y económica en el país. Malo para la economía china, malo para la economía mundial.

Vean el siguiente gráfico, en el que se muestra la evolución de los nuevos casos de Covid en China.

¿Es para preocupares o no es para preocuparse?

Pero bueno, sigamos. Las bolsas europeas abrían prácticamente planas, y con bajo volumen de negociación. El Eurostoxx 50 caía un 0,11%. Mientras que el Ibex 35 subía un 0,27%.

“Hoy esperamos una nueva sesión de transición en las bolsas, con los inversores muy pendientes de China sobre la evolución del Covid que, por ahora, siguen siendo preocupantes”, comentaban los analistas de Link Securities en apertura. “Esperamos que los principales índices de estos mercados se muevan en un estrecho intervalo de precios y en un ambiente de escasa actividad”, añadían.

Los analistas de Bankinter añadían al foco de atención del Covid en China, los datos PMIs que se publicarán mañana, y las actas de la última reunión de la Fed.

En resumen, una sesión de transición de escasa volatilidad y bajo volumen de negociación a la espera de “fiestas mayores” como nos comentaba esta mañana un gestor institucional que vamos a resumir en los siguientes párrafos.

“Es una situación complicada. Al menos para mí lo está siendo. Sí, las bolsas han bajado mucho. Sobre todo, valores de mediana y pequeña capitalización, y otros títulos tecnológicos de crecimiento con unos balances muy tensionados. Todo lo que olía a deuda se ha vendido. Pero ahora nos encontramos en un escenario en el que el pico de inflación probablemente ya se haya alcanzado, en el que habrá una fuerte desaceleración en 2023 de las principales economías del mundo, sino una recesión, y en la que tenemos que decidir si esperar a que se vislumbre una mejora en el horizonte, o empezamos a comprar ya.

¿Qué estoy haciendo yo? Es una buena pregunta. De hecho, no recuerdo ningún momento en mis más de tres décadas en los mercados que no hubiera razones a favor y en contra para tomar o no tomar o una decisión.

Yo estoy comprando. No excesivamente, pero estoy comprando. Estoy comprando principalmente valores poco endeudados. Si tienen caja neta mejor. Con unos márgenes que no corran el riesgo de sufrir excesivamente en caso de un escenario recesivo. Con unos beneficios proyectados para el siguiente ciclo creciendo a doble dígito, y con un precio/beneficio por debajo de 10 veces.

Eso es lo que estoy poniendo en mi screener, con algunos parámetros más. ¿Y sabes qué? Me salen cientos de valores. Hace unos años estos filtros te habrían dado unos resultados que cabrían en una página. Ahora son cientos. Esto nos dice lo baratas que están algunas acciones. Es un excelente entorno en el que trabajar los gestores stock picking.

Nos podemos equivocar, claro, pero creo que la probabilidad de que a 5 años los precios de estas acciones estén sensiblemente por encima del actual es muy, muy elevada. Yo, si te soy sincero, estoy muy contento con estas caídas. No sé cómo estaré mañana”.



capitalbolsa